Da Gracias a Dios


Da gracias, por la vida misma, aunque la tuya no sea la más perfecta. Dios te la dio y el tenerla es ya un milagro. Aprende a valorarla para hacerla llevadera. No hagas de ella algo vano y vacío.

Da gracias por el aire que respiras. Es tan natural y vital y ni cuenta te das de que sin él con seguridad no vivirías. Por cada respiro que des recuerda y ten presente que Dios lo creó pensando en ti.

Da gracias por la luz del sol. Es la que te permite ver el día en esplendor. La que da vida a la hermosura de la creación y da calor a los seres vivos de la tierra.

Da gracias por la noche. Dios la hizo para darnos descanso. Para que la tierra repose del afán del día, y es cuando realmente puedes relajarte y meditar para reponer fuerzas y seguir adelante.

Da gracias por el agua que cae del cielo. Dios la envía para hacer nuestro suelo fértil y productivo. Y es la misma agua que al estar sedientos calma nuestra sed.

Da gracias por las pruebas que llegan a ti. No te lamentes cuando éstas llegan, más bien tómalas de un modo positivo. Las pruebas purifican tu espíritu y te hacen más fuerte y humilde.

Da gracias por todo lo que eres. No te quejes de que no siempre es como tú quieres. Dios permite todo lo que llega a tu vida, pero lo permite porque todo tiene su razón de ser. Nada pasa sólo porque sí, al final verás y entenderás la razón.

Da gracias a Dios por todo, por las cosas grandes y aún por pequeñeces. Él, muy agradecido, te recompensará. Da siempre gracias. Sentirás alivio y paz si las das de corazón.


Twiek


 

Veré nuevas facetas del Amor Divino.

Lectura: 1 Corintios 13:4

 

El quiere que tengas confianza en Su amor pero no que con fanfarronería hagas alarde diciendo: “Mi Papi es Dios, así que puedo hacer todo lo que quiera impunemente.” Mientras que tratas sinceramente de vivir tu vida en el Señor (y fallas en vivirla perfectamente), Él quiere que confíes en que Su amor cubre todos tus defectos. Entre más camines con Dios y madures en tu comprensión de Él, más estarás asombrado por Su amor y menos preocupado de meterte en problemas.

 

Continuamente Él nos muestra Sus “pequeñas bondades”, haciéndonos favores y haciendo que las cosas funcionen aun cuando parece que no hay solución. Puesto que a Él le importan nuestras necesidades diarias, Él nos viste y alimenta en Su bondad.

 

El amor de Dios no es celoso (contentamente generoso, no ansioso por obtener algo para Sí Mismo)—Porque Dios lo tiene todo y está totalmente completo en lo que es y quién es, no tiene pensamientos de que pudiera estar perdiendo algo o faltándole algo al continuamente darnos de lo que carecemos. Él no es tacaño, avaro o celoso del bien que nos hace a nosotros.

 

La envidia no nubla su vista como lo hace con la nuestra, y nunca se retracta de darnos porque “ya es hora” de que nosotros le demos a Él.

El amor de Dios no es jactancioso (nos promueve a nosotros, no a Sí Mismo)— Como el Todopoderoso, el Señor de señores, Dios no tiene ninguna necesidad de jactarse o de asegurar Su propia posición.


Una y otra vez Él actúa como nuestro Abogado, para darnos ventajas y ayudarnos, y para elevar nuestra posición en la vida.

Su concepto de grandeza verdadera, de tener el “lugar más selecto del universo,” es servir a otros y hacer cosas por ellos . No sólo no se jacta de Su grandeza, sino que la usa a nuestro favor y a través de lo que Él hace, nos permite descubrir cuán grande es Él.

El amor de Dios no es arrogante (delicadamente atento, no prepotente)—Usa Su lugar de preeminencia y poder en el universo, Su magnífica e imponente majestad no para permanecer distante de nosotros o altivo sino para darnos dignidad, auto-estima y valor mediante Su atención. No es arrogante ni distante. En vez, Él se inclina, agachándose en la manera que lo hace un adulto para hablar amablemente con un niño, con el fin de relacionarse con nosotros a nuestro nivel. Él viene a nuestro mundo aún cuando vivimos a mundos de distancia.

 

El amor de Dios no es impropio (correcto en Su comportamiento, no excéntrico)—En todas las situaciones únicas de nuestras vidas, Dios siempre hace lo que sabe que más nos conviene y lo que funciona perfectamente. La forma en que expresa Su amor por nosotros nunca nos causará vergüenza. Él es sobrenatural, no raro. Nos ofrece sensatez de mente y corazón, no peculiaridad.

El amor de Dios no es egoísta (generoso, no busca lo suyo)—El Señor no nos ama
por lo que pueda sacar de la relación; nos ama por lo que Él sabe que puede darnos. No busca lo que mejor funciona para Él; opta por lo que mejor funciona para nosotros. Es como un especialista en matemáticas en una universidad que se ofrece ayudarle a un alumno de cuarto año de primaria, con una tarea de aritmética. De no ser el simple placer de hacer algo por el bien de los demás, no hay ningún otro beneficio posible.


Es por so que Hoy..veré nuevas facetas del amor divino.

 

Señor, gracias por dejarme ver esas nuevas facetas del amor tuyo y quiero caminar en ese amor. En el Nombre de Jesús. Amén.

 

 

La Almohada y La Frazada

 

Hace mucho tiempo, una niña de una familia adinerada se preparaba para ir a la cama. Decía sus oraciones cuando oyó un sollozo a través de su ventana. Un poco asustada, se asomó por su ventana. Otra niña, quien parecía de su misma edad y desposeída estaba parada en el callejón junto a la casa de la niña rica.

Su corazón se identificó con la niña desposeída, ya que estaban en lo más frío del invierno, y la niña no tenía frazada, tan sólo viejos periódicos que alguien había tirado. A la niña rica se le ocurrió una brillante idea. Llamó a la otra niña y le dijo: “Hey, tú, por favor acércate a mi puerta”. La niña desposeída estaba tan asombrada que solo pudo asentir.

Tan rápido como se lo permitieron sus piernas, la niñita bajó las escaleras hasta el closet de su madre y tomó una vieja frazada y una gastada almohada. Tuvo que caminar lentamente a la puerta del frente para no tropezar con la frazada que colgaba, pero finalmente lo logró.

Dejando caer ambos artículos, abrió la puerta. Parada allí estaba la niña desposeída, visiblemente atemorizada. La niña rica sonrió cálidamente y le entregó ambos artículos a la otra niña. Su sonrisa se ensanchó al observar la genuina sorpresa y felicidad en el rostro de la otra niña. Ella se fue a la cama increíblemente satisfecha.

A media mañana del día siguiente alguien tocó a la puerta. La niña rica voló a la puerta esperando ver a la otra niña allí. Abrió la gran puerta y miró fuera. Era la otra niñita. Su rostro se veía feliz y sonrió. “Supongo que no querrás estos de vuelta”.

La niña rica abrió su boca para decir que podía quedárselos cuando se le ocurrió otra idea. “No, sí los quiero de vuelta”. El rostro de la niña desposeída se entristeció. Esta obviamente no era la respuesta que había anticipado. A desgano, dejó los gastados artículos en el umbral y se volteó para irse cuando la niña rica le gritó: “¡Espera! Quédate allí”.

Se volteó a tiempo para ver a la niña rica corriendo escaleras arriba y por un largo corredor. Decidiendo que sin importar lo que la niña rica hiciese, no valía la pena esperar, se volteó y se alejó. Al dar el primer paso, sintió que alguien le tocó el hombro. Al voltearse vio a la niña rica, tirándole una nueva frazada y almohada. “Ten éstas”, dijo suavemente. Estas eran las suyas, hechas de seda y plumas.

Al crecer las dos, no se vieron mucho, pero nunca estuvieron muy lejos la una de la otra en sus mentes. Un día, la niña rica que ahora era una mujer rica, recibió una llamada telefónica de alguien. Un abogado que decía que necesitaba verla en su oficina.

Cuando llegó a la oficina, le dijo lo que había pasado. Hace cuarenta años, cuando ella tenía nueve años, había ayudado a una niña necesitada que creció para convertirse en una mujer de clase media con esposo y dos hijos. Ella había muerto recientemente y le había dejado algo en su testamento. “Aunque”, dijo el abogado, “es la cosa más peculiar. Le dejó una almohada y una frazada”.

Autor Desconocido


Hay cosas en la vida que quizás no tengan mucho precio para algunos, pero para otros pueden ser de mucho significado, especialmente cosas que con amor y comprensión y mucho corazón alguien compartió. Hay mucho que podemos hacer y que podría impactar la vida de otros. Hoy puede ser ese día en que podrías impactar la vida de otro con un gesto, un presente o solo una sonrisa pero con mucho corazón.

El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas. Proverbios 10:12

Me llevó a la casa del banquete, Y su bandera sobre mí fue amor. Cantares 2:4

“En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis.” Mateo 25:40

 

 

 

Ayudémonos los unos a los otros

 

Si usted está buscando la manera de cumplir el mandamiento de Cristo de amar a su prójimo, Pablo tiene una sugerencia: comparta sus cargas. Hay un momento en que toda persona tiene problemas por el peso de una situación que la oprime.

Los creyentes tienen la obligación de ayudar a sus hermanos y hermanos con esa carga. Jesús es el modelo de cómo compartir las cargas. Llama a venir a Él a los que están trabajados y cargados, para darles descanso (Mt 11.28, 29).

Puesto que Dios predestinó a los creyentes a ser conformados a semejanza de Cristo, debemos imitar su interés y preocupación por los que sufren. La iglesia del Nuevo Testamento siguió de verdad el ejemplo del Señor. Los creyentes combinaban sus recursos para que nadie padeciera necesidades, haciendo así más ligera la carga de la pobreza (Hch 4.32).

Las cartas de Pablo dejan en claro su carga por el bienestar material y espiritual de las crecientes iglesias. Oraba y ayunaba por ellas, y les enviaba misioneros cuando él mismo no podía ir. Veía el fortalecimiento de ellas como su responsabilidad, a pesar de su aflicción personal: el aguijón en su carne (2 Co 12.7). El creyente no puede esperar hasta que su vida esté libre de problemas , para ayudar a los demás, porque ese día podría no llegar. Aunque tengamos nuestras propias necesidades, podemos hacer todas las cosas por el poder de Cristo, incluso compartir la desgracia de otrapersona (2 Co 12.9).

Cuando usted está dispuesto(a) a ayudar a alguien a aliviarle la carga, suceden dos cosas. Primero: la otra persona recibe la bendición que tanto necesitaba, en forma de ayuda, apoyo y amor. Y, segundo: usted cumplirá con la ley de Dios de amar al prójimo como a sí mismo.

 

Cuanto mide tu sarten

 

Cuentan que un dia, muy temprano, salio a pescar una persona con mucho animo y contento, ya que presentía que pescaría mucho.
Tenia toda las condiciones perfectas para hacer una gran pesca.

Se monta en su bote, comenzó a remar y llegando no muy lejos de la orilla, alli lanzo el ancla.
Prepara el hilo, prepara la carnada, pero antes de comenzar a pescar se puso en pie y comenzó a hacer una oración a Dios dando gracias por un dia tan precioso y declarando la gran pesca de ese dia.
Acto seguido, comenzó a pescar.


Mientras el pescaba, a pocos metros de distancia había una persona observándolo con mucha atencion.
Esta persona notaba que cuando el pescador cogia un pez, lo media y decía: "Este mide 15 centímetros"; lo sacaba y lo colocaba en una cesta donde acomodaría toda la pesca del dia, y continuaba pescando.

Luego saca otro pez, y haciendo lo mismo dijo: "Este mide 16 cm."; lo echa en la cesta y continúa su pesca.
El observador nota que el próximo pez que el pescador saca era bien grande, más del triple de los que había sacado anteriormente, y se sorprende cuando le oye decir: "Este mide mucho", al tiempo que lo devuelve al agua.

Este patrón fue repetido en varias ocasiones, lo que llamo la atencion de tal manera al observador, que decidido, comenzó a remar acercándose sutilmente al bote; saludando al pescador le pregunta: -"He visto que ha tenido muy buena pesca, pero he notado que los peces bien grandes los devuelve al agua. Por que siendo tan grandes los devuelve y no hace esto con los de menor medida?

-El pescador contesto: " Lo que sucede es que los peces grandes no caben en mi sartén que solo mide 16 centímetros".

A veces pedimos a Dios grandes bendiciones y no estamos preparados para recibir todo lo bueno que El tiene para nosotros.
Debemos expandir nuestra mente para poder recibir las cosas grandes que Dios nos tiene preparadas.


Cuanto mide tu sartén?

 

Pide con fe, y espera con la certeza de que Dios te escucha... y que eres su hijo muy amado. Recuerda que nada es mucho para el que AMA.


M.E. Winston Pauta Avila

Mateo 25:21 (Reina-Valera 1960)
21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

 

 

El Sueño de Ford

 

El pionero de la industria automotriz y visionario Henry Ford dijo: «Todo el secreto de una vida exitosa es descubrir qué estamos destinados a hacer, y luego hacerlo».

El sueño de Ford nació de su interés por todo lo que fuera mecánico. Desde su niñez tuvo la pasión por estudiar y reparar maquinarias. Aprendió por cuenta propia sobre máquinas de vapor, relojes y motores a combustión. Viajó por el campo haciendo reparaciones gratuitas, solo para poner sus manos en alguna maquinaria. Se hizo mecánico y relojero. Trabajó como ingeniero nocturno en la Detroit Edison Company. Ford se sentía intrigado por la idea del automóvil y le dedicó más y más atención a esto. En 1896, construyó su primer automóvil en el cobertizo trasero de su casa. Luego de esto, siguió pensando en cómo mejorar sus esfuerzos, y estudió el trabajo de otros constructores de coches, incluyendo a Ransom E. Olds, quien construyó el primer Oldsmobile en el 1900.

De su amor por las maquinarias y su curiosidad por el automóvil creció el sueño de Ford: la creación de un automóvil de bajo costo y de producción masiva. Hasta ese momento, los nuevos coches sin caballos eran un costoso artículo de lujo, solo al alcance de los ricos. Pero Ford estaba decidido a poner el automóvil al alcance de la persona común. En 1899, ayudó en la formación de la Detroit Motor Company. Pero cuando sus compañeros de organización pusieron obstáculos a la idea de fabricar su producto en forma económica para venderlo en forma masiva, dejó la empresa.

Sin embargo, mantuvo su sueño, y finalmente sus esfuerzos rindieron fruto. En 1903, organizó la Ford Motor Company y comenzó a producir el modelo T. El primer año la nueva compañía produjo seis mil autos. Pero ocho años más tarde producía más de 500.000. Además se las arreglaron para reducir el precio inicial de venta de US$850 a solo $360. El sueño de Ford era una realidad.

Quien tiene un sueño conoce a lo que tiene que renunciar con el propósito de avanzar.

 

Tomado del libro : El mapa para alcanzar el éxito. Jhon C Maxwell

 

Cuál es el sueño que te quita el sueño en tu vida? Hacía donde te diriges? Recuerda, los mejores sueños son los que Dios siembra en tu corazón, porque ellos siempre se convierten en realidad.

 

«El mundo de un ciego está limitado a lo que toca; el mundo del ignorante queda dentro de los límites de su conocimiento; el mundo de un gran hombre por los límites de su visión». Si su visión—su sueño—es grande, así será su potencial para el éxito. Paul Jovey

Y tuvo un sueño, y he aquí, había una escalera apoyada en la tierra cuyo extremo superior alcanzaba hasta el cielo; y he aquí, los ángeles de Dios subían y bajaban por ella. Génesis 28:12

Después José tuvo otro sueño, y se lo contó a sus hermanos. Les dijo:Tuve otro sueño, en el que veía que el sol, la luna y once estrellas me hacían reverencias. Génesis 37:9

Y ellos le respondieron: Hemos tenido un sueño y no hay nadie que lo interprete. Entonces José les dijo: ¿No pertenecen a Dios las interpretaciones? Os ruego que me lo contéis. Gen 40:8

 

Reflexiones Plenitud

Fe que mueve Montañas

 

Una pequeña congregación en las faldas de las Montañas "Great Smokies" construyó un Nuevo santuario en un lote de terreno donado por un miembro de la iglesia. Diez días antes de que la nueva iglesia fuese inaugurada, el inspector municipal de la localidad le informó al pastor que la playa de estacionamientos no era lo suficientemente grande para el tamaño del edificio. Hasta que la iglesia doblase el tamaño de la playa de estacionamientos, no podrían utilizar el nuevo santuario.

Desafortunadamente, la iglesia con la playa de insuficiente tamaño había usado cada pulgada de su terreno excepto por la montaña contra la que había sido construida. Para poder construir más estacionamientos, tendrían que sacar la montaña fuera de su patio trasero. Sin amilanarse, el pastor anunció el siguiente domingo en la mañana que se reuniría esa noche con todos los miembros que tuviesen una "fe que mueve montañas". Ellos celebrarían una sesión de oración pidiéndole a Dios que removiese la montañan de su patio trasero y que de alguna manera proveyese suficiente dinero para pavimentarlo y pintarlo antes de la fecha del culto de inauguración la semana siguiente.

En el tiempo señalado, 24 de los 300 miembros de la congregación se reunión para orar. Oraron por casi tres horas. A las diez de la noche, el pastor pronunció el "amén" final. "Celebraremosel culto de inauguración el próximo domingo tal y como está programado", les aseguró a todos. "Dios nunca nos ha fallado antes y estoy seguro de que será fiel en esta ocasión también".

A la siguiente mañana mientras trabajaba en su estudio, oyó un fuerte golpeteo en su puerta. Cuando gritó "entre", un capataz de aspecto rudo apareció, quitándose el casco al entrar. "Perdóneme, Reverendo. Soy de la Compañía de Construcción Acme del condado aledaño. Estamos construyendo un enorme centro comercial allá y necesitamos algo de tierra para relleno. ¿Podría usted vendernos un pedazo de esa montaña detrás de su iglesia? Le pagaremos por la tierra que removamos y le pavimentaremos el área desocupada a costo nuestro, si la podemos tener de una vez.
No podemos hacer nada más hasta que rellenemos con tierra y le permitamos asentarse".

Aquella pequeña iglesia fue dedicada el siguiente domingo de acuerdo al plan original y ¡hubo muchísimos más miembros con "fe que mueve montañas" en el domingo inaugural que los que había habido la semana anterior!

¿Nos hubiéramos nosotros presentado para aquella reunión de oración? Alguna gente dice que la fe viene de los milagros. ¡Pero otros saben que los milagros vienen por la fe!

-¡Mujer, qué grande es tu fe! -contestó Jesús-. Que se cumpla lo que quieres. Y desde ese mismo momento quedó sana su hija. Mateo 15:28
Porque ustedes tienen tan poca fe -les respondió-. Les aseguro que si tienen fe tan pequeña como un grano de mostaza, podrán decirle a esta montaña: 'Trasládate de aquí para allá. Mateo 15:20

Les aseguro que si tienen fe y no dudan -les respondió Jesús-, no sólo harán lo que he hecho con la higuera, sino que podrán decirle a este monte: '¡Quítate de ahí y tírate al mar! Mateo 21:21

 

 

 

La amabilidad no puede esperar

 

Piensa por un momento en aquellas especiales palabras que deseas expresar a alguien que ha sido particularmente amable contigo, o esa nota de estímulo que quieres escribir a un amigo que parece estar un poco desanimado. Tal vez debas realizar esos actos de amabilidad ahora mismo, porque nunca sabes cuándo podría ser demasiado tarde.

Al pensar en tomar acción respecto a nuestras intenciones de ser amables, podemos aprender de Charles R. Haynsworth Jr., un hombre de negocios que animó a sus empleados justo a tiempo.

Aunque él normalmente no firmaba los cheques de sus empleados, lo hizo en septiembre de 1994. Los que firmaban regularmente estaban fuera de la oficina, por lo que se hizo cargo de la tarea. Cuando firmó los cheques, el señor Haynsworth hizo el esfuerzo adicional de incluir una nota en cada uno, agradeciéndoles a sus empleados su servicio.

Al día siguiente, Charles Haynsworth murió repentinamente, pero no sin antes darles las gracias personalmente, por medio de aquellas notas, a cada miembro de su personal.

Tómate hoy el tiempo de escribir una nota de agradecimiento o de ser especialmente amable con alguien que amas. No esperes hasta que sea demasiado tarde para ser amable.

Amaos los unos a los otros con amor fraternal…. Romanos 12:10.

 

Necesidad

 

La próxima vez que tengas una necesidad que creas imposible de ser suplida piensa en esto:

Cuando Moisés y el pueblo de Israel estuvieron en el desierto era necesario alimentarlos. Y para alimentar a 2 ó 3 millones de personas se requiere mucha comida.

Moisés necesitaba tener 1,500 toneladas de alimentos diariamente.
Para acarrear esa cantidad de comida, serían necesarios dos trenes de carga, de una milla de largo cada uno.
Además necesitaban madera para encender fuego para cocinar los alimentos, se necesitarían 4,000 toneladas de madera y algunos trenes mas, de una milla de largo, para acarrearla, solo para un día. Ellos duraron 40 años en el desierto.

Si solo tuvieran agua para beber y lavar los trastes, se necesitarían 11,000,000 de galones cada día, y un tren con carros tanque, de 1,800 millas de largo para traerla.

Además, tenían que cruzar el Mar Rojo de noche. Para poder hacerlo, se necesitó un espacio de 3 millas de ancho, para que pudieran pasar en filas de 5,000 y poder cruzar en una sola noche. Cada vez que acampaban se requería un terreno de 750 millas cuadradas.

¿Crees que Moisés haya calculado todo esto antes de salir de Egipto? No creo. Y es que Moisés le creía a Dios y sabía que Él se hacía cargo de estas cosas.

¿Crees tú que el Señor tenga alguna dificultad para hacerse cargo de tus necesidades?

Su Amor está siempre contigo, sus promesas son Verdad, y cuando le entregas todas tus preocupaciones, Él te saca adelante. Así que cuando el camino por el que viajas parezca muy pesado, recuerda orar, hacer tu parte... y el Señor hará lo demás.

Mateo 6: 31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Filipenses 4:19
Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

 

Y le dijeron que no

 

Cuando el gran pianista polaco Ignace Paderewsky decidió estudiar piano, su profesor de música le dijo que sus manos eran demasiado pequeñas para dominar el teclado.

Cuando el gran tenor italiano Enrico Caruso presentó su solicitud para aprender canto, el maestro le dijo que su voz sonaba como el viento que silbaba por la ventana.

Cuando el gran estadista de la Inglaterra victoriana, Benjamín Disraeli intentó hablar en el Parlamento por primera vez, los parlamentarios le pidieron que se sentara y se rieron cuando dijo: «Aunque ahora me siente, vendrá el tiempo en el que me oirán».

Henry Ford olvidó poner una marcha de reversa en su primer carro.

Thomas Edison gastó dos millones de dólares en una invención que demostró ser de poco valor.

Muy pocos lo hicieron bien la primera vez. Fracasos, repetidos fracasos, son las huellas que hay en el camino hacia el éxito. La vida de Abraham Lincoln demostró que la única vez en que no se fracasa es cuando se hace algo y da resultado. Podemos y debemos «caer» e irnos de bruces hacia el éxito.

Tomado de Maxwell, J. C. 1997; 2003. Actitud de Vencedor.

Aunque otros digan que no, no retrocedamos porque la victoria podría estar a la vuelta de la esquina. Las voces de afuera intentan frenarnos , pero la voz interna de Dios en nuestro corazón siempre nos impulsa, nos desafía y hace dar el último paso de lo que parece derrota pero que es el primer pasó en la realización de nuestra vida.

No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande. Génesis 15:1

No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande. Génesis 26:24

El Señor va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides. Deuteronomio 31:8

 

 

Maridos comodos

 

Las diferencias de tamaño entre machos y hembras de la misma especie es casi una constante en el reino animal. A veces esa diferencia se hace mucho más notable.

Los machos de algunas especies de peces abisales son de tamaño mucho menor que las hembras y además viven como parásitos de ellas. Se fijan a la región ventral con sus mandíbulas y se alimentan de su sangre. O sea que la hembra, como la de la foto que lleva dos machos, no sólo transporta sino que alimenta a sus dos cómodos maridos.

Los peces abisales son los que viven a miles de metros bajo la superficie del mar, donde no llega la luz y soportando enormes presiones. La adaptación a este extraño medio ha hecho que se desarrollen formas realmente increíbles entre estos animales que suelen ser de tamaño muy reducido, en el caso de los peces, y con estrategias de alimentación ampliamente desarrolladas. Lamentablemente los seres humanos conocemos más la superficie de la luna que el fondo del mar de nuestro planeta.

Tito Rodriguez

 

Director Instituto Argentino de Buce

Aun en los seres humanos se ven casos como el anterior. Maridos que viven de sus esposas. Esa no es la voluntad de Dios. Dios desea que en el matrimonio se nutran el uno del otro haciendo una unidad hermosa y bendecida y no que se convierta un conyuge en la carga del otro. Quiera Dios que en tu matrimonio la unión sea una unión recíproca y de bendición a otros.

Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella. Efesios 5:25

Maridos, amad a vuestras mujeres y no seáis ásperos con ellas. Colosences 3:19

Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo. I Pedro 3:7

 

En los zapatos del otro

 

 

Bill Andrews era un tipo grande, torpe y poco atractivo.

Se vestía extrañamente con ropa que no le quedaba bien. Había varios tipos que pensaban que era divertido burlarse de él. Un día uno de ellos notó un pequeña rotura en su camisa y le dio un jaloncito. Otro obrero en la fábrica agregó su poquito y en poco tiempo había una exhibición de jirones.

Bill siguió con su trabajo y al pasar demasiado cerca a una banda transportadora, uno de los jirones de su camisa fue atrapado por la maquinaria. En fracciones de Segundo, la manga y Bill estaban en problemas. Las alarmas sonaron, los interruptores fueron accionados y se evitó el problema.

El capataz, sin embargo, al tanto de lo que había pasado, convocó a los hombres y relató esta historia:

En mis días mozos, trabajé en una pequeña fábrica. Allí fue donde primero conocí a Mike Havoc. Era grande e ingenioso, siempre haciendo chistes y travesuras.

Mike era un líder. Entonces también había un Pete Lumas. Él siempre le seguía la corriente a Mike. Era un seguidor. Y también estaba un hombre llamado… Jake.

Él era un poco más Viejo que el resto de nosotros –callado, inofensivo y apartado. Siempre almorzaba solo. Siempre vistió los mismos pantalones parchados por tres años seguidos. Nunca se unía a los juegos del mediodía: luchas, herraduras, y cosas similares.

Se veía indiferente, más bien siempre sentado bajo un árbol en silencio.

Jake era el blanco natural para chistes prácticos. Solía encontrar una rana viva en su porta-vianda o a un roedor muerto en su sombrero. Pero siempre lo tomaba con buen humor.

Entonces, un otoño, cuando las cosas estaban lentas, Mike tomó unos días libres para ir de caza. Pete se le unió, por supuesto. Y nos prometieron a todos que si cazaban algo, nos traerían a cada uno una parte. Así que todos nos entusiasmamos cuando oimos que habían regresado y que Mike había cazado un venado grande. Oimos más que eso.

Pete nunca podía reservarse nada, y nos dejó saber que tenían una gran broma preparada para Jake. Mike había cortado al bicho y había hecho un paquete agradable para cada uno de nosotros. Y, para divertirnos, había guardado las orejas, la cola y las pezuñas –sería tan divertido cuando Jake las abriese.

Mike distribuyó sus paquetes durante el almuerzo. Cada uno de nosotros recibió una buena pieza, la abrimos y se lo agradecimos. El paquete más grande lo guardó para el final. Era para Jake.

Pete estaba a punto de estallar y Mike se veía muy satisfecho. Como siempre, Jake estaba sentado solo; estaba en el extreme más lejano de la gran mesa.

Mike empujó el paquete donde él pudiese alcanzarlo; y todos nos sentamos a esperar. Jake nunca decía mucho. Uno pudiera nunca darse cuenta de que él estaba presente por “su mucho hablar”. En tres años nunca habría pronunciado cien palabras. Así que nos asombramos con lo que pasó a continuación.

Él tomó el paquete con firmeza y se puso lentamente de pie. Le sonrió ampliamente a Mike –y fue entonces que nos dimos cuenta de que sus ojos relucían. Su manzana de Adán tembló de arriba a abajo por un momento hasta que recobró el control de sí mismo.

“Sabía que no me olvidarían”, dijo agradecido; “¡sabía que lo harían! Ustedes son grandes y juguetones, pero sabía que tenían un buen corazón”. Tragó nuevamente y entonces se dirigió al resto de nosotros.

“Sé que no he sido muy amistoso con ustedes, pero nunca quise ser rudo. Verán, tengo nueve chicos en casa –y una esposa que ha estado inválida– en cama por los últimos cuatro años. Nunca se va a mejorar. Y algunas veces, cuando se siente realmente mal, tengo que estar a su lado toda la noche para cuidarla. Y la mayor parte de mi salario tengo que gastarlo en médicos y medicamentos. Los muchachos hacen lo que pueden para ayudar, pero a veces ha sido difícil poner alimento en sus bocas”.

“Quizás piensen que es tonto de mi parte el que coma solo. Bueno, reconozco que me he avergonzado un poco de mí mismo porque no siempre tengo algo en mi emparedado. O, como hoy –tal vez solo hay un nabo crudo en mi porta-vianda. Pero quiero que sepan que esta carne realmente significa mucho para mí. Quizás más que a nadie aquí porque esta noche mis muchachos”, se secó la humedad de sus ojos con el dorso de su mano, “…esta noche mis muchachos van a tener una buena…” Tensó la cuerda del paquete.

Habíamos estado observando a Jake con tanta atención que no le habíamos prestado mucha a Mike y Pete. Pero todos los observamos ahora, porque ambos se lanzaron al mismo tiempo a agarrar el paquete. Pero llegaron muy tarde. Jake había roto el envoltorio y ya estaba revisando su regalo.

Examinó cada pezuña, cada oreja, y entonces levantó la cola que se colgaba blanda. Debía haber sido tan divertido, pero nadie se rió –ninguno en absoluto. Pero la parte más difícil fue cuando Jake levantó la mirada e intentó sonreír.

Aquí fue donde el capataz dejó la historia y a sus hombres. No tuvo que decir nada más; pero fue gratificante observar que mientras cada hombre comió su almuerzo ese día, compartió con Bill Andrews y uno de ellos aun le ofreció su camisa.
Muchas veces no entendemos porque tal persona es callada, no rie, parece raro o como que no encaja en el grupo, y la verdad es que desconocemos mucho de esa persona, cuando nos acercamos y nos enteramos que viven o sufren y nos ponemos en sus zapatos, entenderemos su corazòn. No los ignoremos, acerquémonos hoy a ellos y quizás nos sorprendamos.

Porque El dice a Moisés: TENDRE MISERICORDIA DEL QUE YO TENGA MISERICORDIA, Y TENDRE COMPASION DEL QUE YO TENGA COMPASION.
Rom 9:15.

 

 

Afan efimero

 

La araña teje su tela a costa de un largo trabajo y de numerosas idas y vueltas. Entreteje sus innumerables hilos, sin economizar su sustancia, pues saca el material de sus propias entrañas. Pero basta un escobazo para destruir esa obra de arte. El mismo insecto corre el riesgo de terminar brutalmente sus días bajo los pies de quien hace la limpieza.

¿No ocurre lo mismo con los humanos? Se agotan buscando riquezas o una situación mejor, más bienestar o reconocimiento de parte de sus semejantes, diversas clases de distracciones… Gastan su energía, su inteligencia y su salud tratando de lograr las metas terrenales que se proponen. ¡Y cuando creen haber acabado su obra, se dan cuenta de que se parece a una telaraña!

“Engrandecí mis obras” –escribió el rey Salomón–, “edifiqué para mí casas, planté para mí viñas; me hice huertos y jardines… fui engrandecido… y he aquí, todo era vanidad y aflicción de espíritu” (Eclesiastés 2:4-11).

Aprendamos a medir lo que hacemos, no en la escala del tiempo que pasa, sino en la de la eternidad. Sin descuidar el trabajo, es necesario dar prioridad a la salvación del alma por la fe en Jesucristo. “¿Qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?” (Marcos 8:36).

 

El Pajarito Canadiense

Un pajarito canadiense decidió que era un problema demasiado grande viajar al sur para el invierno. Se dijo: «Puedo desafiar al invierno. Muchos otros animales lo hacen. No puede ser tan difícil». Cuando todas las demás aves emprendieron en bandadas el viaje hacia la asoleada América del Sur, este pajarito se quedó a esperar el invierno.


Hacia fines de noviembre, estaba pensándolo de nuevo. Nunca había sentido tanto frío, y no podía encontrar alimentos. Finalmente se quebrantó y comprendió que si no salía pronto de allí, no iba a logra pasar el invierno. Entonces empezó su solitario vuelo hacia el sur. Después de un tiempo comenzó a llover. Antes que se diera cuenta, el agua se estaba convirtiendo en hielo en sus alas. En su lucha, se dio cuenta que no podría seguir volando. Sabía que iba a morir, así que dejó de aletear y se estrelló contra el suelo junto a un granero.

Estaba allí medio aturdido cuando pasó una vaca sobre él y plop, vació su intestino sobre la pobre avecilla. El pajarito estaba completamente disgustado. Aquí estoy, pensó, muerto de frío. Voy a morir. Estoy por dar mi último aliento y entonces me cae esto encima. ¡Qué horrible manera de morir!

El pajarito contuvo el aliento y se preparó para morir. Pero después de dos minutos descubrió que estaba ocurriendo un milagro. Se estaba calentando. El hielo de sus alas se estaba derritiendo. Sus músculos se desentumecieron. La sangre fluía nuevamente. Comprendió que después de todo iba a sobrevivir. Estaba tan contento y feliz que comenzó a cantar una gloriosa canción.

En esos momentos, el viejo gato montés de la granja, que estaba echado en el heno lo oyó cantar. No lo podía creer; no había oído algo igual desde algunos meses, y se dijo: «¿No es un pájaro? Pensé que todos se habían ido para el sur por el invierno».

Salió del granero, miró hasta que vio donde estaba el pajarito. Se acercó y lo sacó suavemente del desecho de la vaca, lo limpió ... ¡y se lo comió!

Hay tres moralejas en este cuento:

(1) No todo el que te ensucia es enemigo;

(2) No todo el que te limpia es tu amigo;

(3) Si alguien te ensucia, calla. Lo mismo puede aplicarse a usted mientras trata de realizar su sueño.

Algunas personas que se consideran amigos pelearán contra su éxito. Otros lo apoyarán de una manera no esperada. Pero no importa quién lo critique ni cómo lo haga, no permita que nadie le desenfoque de su sueño.

Tomado de el libro El mapa para alcanzar el éxito. John Maxwell

De cada circunstancia en la vida encontramos una bendición de Dios asi como encontramos una estrategia del maligno, depende de que deseamos hoy ver.

Viendo sus hermanos que su padre amaba más a José que a ellos, comenzaron a odiarlo y ni siquiera lo saludaban. Génesis 37:4

Ahora bien, el Señor estaba con José y las cosas le salían muy bien. Mientras José vivía en la casa de su patrón egipcio. Génesis 39:2

Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía. Génesis 39:4

 

 

 

Viendo al Invisible

Hebreos 11:27 “Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible”.

Es paradójico para el ámbito humano el hecho de querer ver al Invisible. ¿Cómo podemos ver a alguien que sea invisible?, es ilógico pensar en esto y parece hasta un poco loco pensar que se puede lograr.

Pero de eso se trata la vida de FE del hijo de Dios, la vida cristiana es una vida de fe, esa fe que nos lleva a creer lo increíble, esa fe que nos lleva a confiar ciegamente en nuestro Dios, esa fe que nos lleva a conquistar las montañas mas altar y rocas que nuestra vista humana puede ver, pero que con la vista de fe parece una simple colina.

Se que lo que estas viviendo en este momento es muy difícil, se que no deseas que nadie pase por lo que tu estas pasando, pero déjame decirte que ya muchas personas pasaron por eso y salieron adelante, también no serás la ultima persona que pasara por ese problema, habrán millones mas que tendrán que pasar por eso mismo, pero que lindo saber que tanto para ellos como para ti hay un Dios que TE PROTEGE y QUE ESTA CONTIGO A DONDE QUIERA QUE VAYAS.

Y es que lo único que se necesita es VER AL INVISIBLE, si a Dios, ese Dios que actúa sin que lo veamos, ese Dios que trabaja mientras nosotros creemos que se ha olvidado, ese Dios que siempre llega a tiempo en su perfecto tiempo, ese Dios que sabe lo que es mejor para nuestra vida, ese Dios que le gusta capacitarnos en situaciones de la vida por las cuales moldea nuestro carácter, si ese mismo Dios que un día recibió nuestra vida y nos otorgo perdón, ese mismo Dios que un día te prometió que jamás te dejaría, que siempre estaría contigo y que nada ni nadie te iba a arrebatar de sus manos porque te ama con amor eterno.

Ese mismo Dios es el Invisible que quiere que lo veas, no con los ojos humanos, sino mas bien con los ojos espirituales de FE, esa FE sin la cual es imposible agradarlo, pero con la cual podemos decirle a la montaña: ¡muévete!.

¿Qué es lo que estas viendo?, ¿Los problemas?, ¿Lo difícil de la situación?, ¿Tu poca capacidad para enfrentarlas?, ¿Qué estas viendo?, ya no sigas mas, deja de ver con tus ojos humanos, ponte las gafas espirituales y mira al INVISIBLE.

Ya no veas más lo difícil, ve al Dios de lo difícil, ya no veas más los problemas, ve al Dios de las soluciones.

Seguramente estas cansando, tu vista no hace mas que ver todo lo negativo, pero no te culpo, todos nosotros como humanos somos sensibles a ver lo malo antes que lo bueno, pero en esta hora Dios te dice y me dice: MIRAME.

Y es que cuando vemos al INVISIBLE el panorama cambia, las tormentas cesan, la oscuridad se va y la claridad llena el cielo, el arco iris sale y desprende colores de alegría y de señal de que Dios siempre ha estado con nosotros.

Es hora de caminar por FE, de ver las cosas que no son como que si fueran, de ver las cosas desde la perspectiva espiritual mas allá de la terrenal, es hora de hacer lo que hizo Moisés y por lo cual hoy por hoy es uno de los caudillos utilizados tremendamente por Dios, es hora de:

VER AL INVISIBLE

 

Como hacerse rico

 

Encuentro interesante que Jesús enseñara acerca del dinero más que cualquier otra cosa. Y no estaba tratando de hacerse rico poco a poco. Hasta donde sabemos, ni siquiera pidió una ofrenda.

La razón por la que hizo una enseñanza tan extensa sobre este tema es que nada obstruye nuestras arterias espirituales con mayor rapidez que el dinero —ya sea por trabajar para tener mucho o por desear tenerlo.

Piensa en el hombre que descaradamente Le pidió a Jesús: «Maestro, di a mi hermano que parta conmigo la herencia» (Lucas 12:13). ¡Asombroso! Tuvo una oportunidad de «ir a fondo» con Jesús, pero, en vez de ello, quería los bolsillos llenos hasta el fondo.

Jesús respondió con una declaración contundente y que iba contra lo que se intuía: «Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee» (v.15).  Prosiguió contando la parábola de un hombre rico que era tremendamente exitoso desde un punto de vista mundano —con tantas cosechas que tenía que construir graneros más y más grandes— pero que, a los ojos de Dios, era en realidad un «necio».  No porque fuera rico, sino porque no era rico hacia Dios.

Escucharás muchos consejos acerca de cómo hacerte rico. Pero sólo Jesús nos lo dice con franqueza. No se trata de dinero. Se trata de las riquezas de nuestra relación con Él y el gozo de convertir nuestra codicia en generosidad. —JMS

 

Mirad y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. —Lucas 12:15

 

 

Circulo del odio

 

 

Un importante señor gritó al director de su empresa, porque estaba enojado en ese momento.

El director llegó a su casa y gritó a su esposa, acusándola de que estaba gastando demasiado, porque había un abundante almuerzo en la mesa.

Su esposa gritó a la empleada porque rompió un plato.

La empleada dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar.

El perro salió corriendo y mordió a una señora que pasaba por la vereda, porque estaba obstaculizando su salida por la puerta.

Esa señora fue al hospital para ponerse la vacuna y que le curaran la herida, y gritó al joven médico, porque le dolió la vacuna al ser aplicada.

El joven médico llegó a su casa y gritó a su madre, porque la comida no era de su agrado.

Su madre, tolerante y con un manantial de amor y perdón, acarició sus cabellos diciéndole: “Hijo querido, prometo que mañana haré tu comida favorita. Tú trabajas mucho, estás cansado y precisas una buena noche de sueño. Voy a cambiar las sábanas de tu cama por otras bien limpias y perfumadas, para que puedas descansar en paz. Mañana te sentirás mejor.”

Bendijo a su hijo y abandonó la habitación, dejándolo solo con sus pensamientos…

En ese momento, se interrumpió el CÍRCULO DEL ODIO, porque chocó con la TOLERANCIA, la DULZURA, el PERDÓN y el AMOR.

Si usted es uno de los que ingresaron en un CÍRCULO DE ODIO, acuérdese que puede romperlo con TOLERANCIA, DULZURA, PERDÓN Y AMOR.

 

Proverbios 12:18 “Hay quienes hablan como dando estocadas de espada: Mas la lengua de los sabios es medicina.”

 

Proverbios 19:11 “La cordura del hombre detiene su furor; Y su honra es disimular la ofensa.”

 

Proverbios 15:1 “La blanda respuesta quita la ira: Mas la palabra áspera hace subir el furor.”

 

Proverbios 10:14 “Los sabios guardan la sabiduría: Mas la boca del loco es calamidad cercana.

 

 

Como mantener un barco a flote

 

Un día en una visita al capitán del barco, sonó una alarma estridente, seguida por extraños ruidos como de algo que rechinaba y chocaba ruidosamente debajo del puente.
«Son nuestros compartimentos herméticos que se cierran», explicó el capitán. «Es una parte importante de nuestros ejercicios de seguridad. En caso de un verdadero problema, el agua que se filtra en un compartimiento no afecta al resto del barco.
Aun al chocar con un témpano de hielo, como el Titanic, el agua sólo penetraría en el compartimiento roto. Sin embargo, el barco seguiría a flote».
Cuando habló a los estudiantes de Yale, Osler recordó la descripción que el capitán hizo del barco:
Cada uno de ustedes es una organización más maravillosa que ese gran trasatlántico, y han emprendido un viaje mucho más largo.
Les exhorto a que aprendan a tener bajo sujeción su vida y a vivir cada día en un compartimiento hermético para ese día.
Esto garantizará su seguridad en todo el viaje de la vida. Toquen un botón y escuchen, en todo ámbito de su vida, las puertas de hierro que dejan fuera el pasado, los días de ayer que ya han muerto.
Toquen otro botón y cierren, con una pared metálica, el futuro, los mañanas que aún no nacen. Así estarán a salvo; a salvo por ese día.
No piensen en la cantidad que hay que lograr, ni en las dificultades que hay que vencer, sino empéñense seriamente en la tarea menuda que tienen a la mano, y dejen que sea suficiente para el día; porque nuestro claro deber no es ver lo que apenas se ve en la distancia, sino hacer lo que tenemos al alcance de la mano.
Muchos barcos personales están sosobrando hoy porque no aprendieron a cerrar el compartimento de abajo. Aprendamos la lección para manatener flotanto el barco de nuestra existencia.
«No os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal» (Mateo 6.34).
Echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros

 

 

 

La melodia de nuestras vidas



2 Corintios 13:11 “Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros”

La vida cristiana es como una melodía en donde cada instrumento de nuestro andar tiene que estar afinado para poder entonar una hermosa canción, esa canción que llega como un olor fragante delante de la presencia de Dios.

Así mismo nosotros como cristianos e instrumentos de Dios todos, debemos de llevar el compás y los tiempos en la melodía que Dios anhela que toquemos. Si, porque Dios como todo un director musical anhela que cada instrumento suyo este afinado de la mejor forma y que sepa llevar los tiempos de la melodía que El anhela escuchar.

Y es ahí cuando nosotros decidimos si permitirnos afinar por el Señor o seguir desafinados. Un instrumento esta desafinado, cuando no esta produciendo el sonido perfecto que su ejecutor espera. Dios como Ejecutor de nosotros como instrumentos suyos, anhela sacar de nosotros la mejor melodía posible, anhela que cada uno de nosotros estemos afinados y que de nuestra vida salga la mejor canción posible que sus oídos puedan escuchar.

Lastimosamente muchos de nosotros no nos permitimos afinar por el Señor, nos gusta sonar desafinados y con ello arruinar la hermosa canción que Dios quiere entonar en nuestra vida.

El pecado es el mayor culpable de la desafinación, pues el pecado no es compatible con la santidad de Dios, es ahí cuando vivimos atados al pecado, en donde la melodía de nuestra vida no esta siendo la esperada.

Y es que hay cuerdas de nuestra vida que necesitan ser cambiadas para poder sacar un mejor sonido, se que es duro recibir una afinación, mas cuando Dios comienza a apretar y a apretar las cuerdas, pero se necesita apretarlas para afinarlas y así conseguir un excelente sonido.

Cada uno de nosotros somos instrumentos hermosos en las manos del Señor, cada uno tenemos un sonido diferente pero que al ser conjuntado entonamos una linda canción.

Y es que se necesita entender que hay cosas que desafinan en nuestra vida, como el odio o rencor, el cual no dejan entonar la nota del amor en nuestra vida, o como el egoísmo y avaricia que no permiten que la nota de la dadivosidad suene a plenitud, la nota de la amistad que muchas veces es opacada por la nota de la enemistad, o la nota del sometimiento y humildad que es desafinada por la de la murmuración y altivez, así mismo podemos enumerar muchas notas que están desafinando en nuestra vida, notas que muchas veces creemos que no son importantes, pero que sin duda están desafinando la melodía de nuestra vida hacia a Dios.

Para muchos parece insignificante, pero no te imaginas como la nota de la sinceridad que tanto ama Dios esta siendo desafinada por la mentira, esa que tiene como padre a Satanás y que hace que la melodía de tu vida no sea perfecta.

Dios anhela que la melodía de nuestra vida sea perfecta y por ende nos motiva en cada momento a dejarnos afinar, la afinación viene de una vida de Devocional Diario, una vida de oración continua, una vida de servicio y más que todo el deseo ardiente de hacer su voluntad a toda costa.

¿Qué tan afinados estamos?, ¿Por qué permitir que las notas malas arruinen nuestra melodía?, es momento de llegar delante del Director Musical de nuestra vida y pedirle que cambie las cuerdas que tenga que cambiar, que apreté las cuerdas que tenga que apretar porque realmente anhelamos entonar la mejor melodía que vaya dirigida especialmente hacia El.

Que nuestra vida sea una melodía hermosa delante del Señor para que lleguemos como olor fragante delante de su presencia.

 


DIOS OBRA EN SU TIEMPO NO EN EL MIO

 

 

 Salmos 27: 14 “Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová”

No voy a negar que el hecho de no ver las respuestas de Dios a las promesas que nos ha hecho, muchas veces nos lleva a la desesperación.

Quizá tu estés pasando por un momento de esos, en donde estas siendo presa de la desesperación, los días han pasado, los meses ya se fueron, los años vienen uno tras u otro, ¿Y tu respuesta?, ¿Cuánto tiempo he de esperar mas?

Personalmente Dios ha tratado conmigo en esa área, hoy en día puedo decir con toda autoridad de que no me es difícil esperar las respuestas. Claro esta que quisiera que muchas de ellas se cumplirán ahora mismo o mas tardar mañana, pero he comprendido que aunque me desespere, eso no traerá la respuesta de Dios, pues el tiene un tiempo estipulado para darla.

Y es que es fácil quererse desesperar, mas cuando lo que se te ha prometido no quiere ni asomarse en lo mas mínimo, es que lejos de verse cumplida esa promesa se ve mas lejos que nunca, pero tranquilo, tranquila, ¿Por qué desesperarse?

En mi vida cristiana he tenido momentos en donde no he visto aun cumplidas las promesas que Dios me ha dado, en mas de alguna vez me pregunte del porque no las veía y en alguna ocasión quizá hasta me desespere. Pero Dios ha sido tan lindo que después de varios años me ha moldeado esa área de mi vida, la de saber esperar su momento.

El otro día platicábamos con un pastor y le hacia ver que no me preocupan que las cosas que Dios me ha prometido no se cumplan rápido, y le decía que no me preocupaba, porque se que al final se terminaran cumpliendo, tarde o temprano llegaran.

Y es que es lindo cuando se tiene la confianza necesaria para saber que si no es ahora, podrá ser mañana y sino, habrá mas tiempo para poderla recibir, pero de que la recibo, la recibo, y es que Dios no es hombre para mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta, eso me da la paz de saber que El cumplirá lo pactado.

¡Eso si!, parte de que Dios cumpla con lo pactado será el hecho de que tu también cumplas con lo pactado, ya que muchas veces nosotros queremos que Dios sea fiel en las promesas que nos ha hecho, pero nosotros no queremos ser fieles a las promesas de santidad y servicio que le hemos hecho.

Hablo de que Dios cumplirá su promesa, pero anhela de nosotros que seamos fieles y no nos desesperemos, que mantengamos el ritmo espiritual igual o mejor que el que teníamos el día que se nos prometió eso.

Las dudas llegaran, pero la duda no es compatible con la fe, la verdadera fe echa fuera la duda y no le da cabida. Si hay duda en tu vida es señal de que algo anda fallando, de que necesitamos activar la fe, esa que nos lleva a creer lo que es difícil creer.

El desesperarse es señal de duda, pues una persona que se desespera es porque esta dudando de que lo prometido se pueda cumplir, en cambio la fe, lo espera hasta el último minuto, no se desespera pues sabe que tarde o temprano la respuesta llegara.

Ahora bien, quiero que seas sincero(a) y te contestes a conciencia la siguiente pregunta: ¿Te ayuda en algo desesperarte?, claro que NO, al contrario, el desesperarte te lleva a tomar malas decisiones, que como consecuencia traerán muchos dolores de cabeza y enormes tropezones. Y es que el desesperarse no tiene nada, absolutamente nada de bueno, entonces ¿Para que desesperar?

“¡Es que lo quiero ya!”, “¡Es ahora o nunca!”, “¡Es que ya paso demasiado tiempo!”, esas pueden ser las frases de una persona desesperada, pero yo te digo lo siguiente:

Dios cumplirá, te lo aseguro que cumplirá, nada mas no te desesperes, ni tomes decisiones precipitadas, aun cuando ya no puedas mas, esfuérzate, saca fuerzas de donde no las hay y sigue esperando, pues la desesperación llega casi siempre cuando ya estas a punto de recibir tu respuesta, pero la desesperación te puede llevar a alejar mas la respuesta de Dios, así que mas vale no desesperarse y confiar ciegamente en que la respuesta llegara, porque Dios lo ha prometido y porque tu le crees a El.

Dios actúa en un tiempo muy diferente al nuestro, no quieras medir la respuesta de Dios por tu tiempo, mídela y asimílala en el tiempo de Dios, pues El la da cuando cree que es el momento PERFECTO

 

Autor: Enrique Monterroza
Escrito para: devocionaldiario.com

 

 

 

Orar con la actitud correcta

Lectura: Proverbios 16:5

 

Pocas cosas afectan más nuestra capacidad de escuchar la voz del Señor, que nuestra actitud. Si venimos a Dios con rebeldía, orgullo o autosuficiencia, ¿qué escucharemos? La verdad es que no escucharemos mucho. ¿Por qué razón? Porque nuestra actitud no estará inclinada a Dios. No podemos esperar verlo si estamos mirando en la dirección incorrecta. Por eso, necesitamos examinar la manera como nos acercamos a Él. Específicamente, tenemos que estar conscientes de tres asuntos cruciales a la hora de orar:

Primero, debemos venir al Señor con mansedumbre, inclinarnos delante de Él con humildad, y darle gracias por estar siempre al alcance de nosotros. Un corazón lleno de orgullo es algo que Dios aborrece definitivamente (Pr 16.5). Él no nos permitirá entrar a su presencia con una actitud arrogante.

Segundo, debemos confiar en Dios, sabiendo que Él nos guiará en la dirección correcta, nunca por un camino equivocado. Recordar su fidelidad en el pasado, puede aumentar nuestra confianza.

Tercero, debemos estar agradecidos con nuestra mente y con nuestras palabras, mostrando que reconocemos y apreciamos las innumerables bendiciones que Él nos ha concedido. Debemos demostrar una actitud de gratitud.

Si venimos al trono de Dios con mansedumbre, confianza y gratitud, conoceremos la voluntad de nuestro Padre amoroso. De lo contrario, no escucharemos su mensaje. Escudriñe su corazón, anhele practicar estos tres asuntos cada día de su vida, y pídale al Señor que Él reoriente su corazón y su mente para hacer su voluntad perfecta.

 

 

Gracias por no quejarte

 

 

En un viaje que hice recientemente estaba sentado detrás de dos niños pequeños que no estaban nada contentos de estar en aquel avión. Sus llantos de queja llenaban la cabina.

Justo antes de despegar, una azafata se detuvo junto a ellos y les dijo con una gran sonrisa: “¿De qué se trata todo este quejido?” Luego de hacerle gracia al irritable niño de 3 años y a su hermanita por unos minutos, la azafata se inclinó y les susurró muy seriamente: “Debo recordarles que en este vuelo no se permiten las quejas.”

Los pequeños se quedaron increíblemente callados. Eso hizo sentir mejor a todo el mundo. El viaje se hace muy largo cuando uno se tiene que sentar en la sección de quejas.

Estoy seguro de que Dios quisiera recordarme cada mañana que Él desea que el día de hoy sea un vuelo donde no se permiten las quejas. Filipenses 2:14 dice que hagamos todo “sin murmuraciones y contiendas”. Aunque mi tendencia natural es quejarme, Dios desea otro abordamiento: uno que permita que su luz brille a través de mí y anime a los demás (v. 15).

Si no nos quejásemos nunca, ¿cómo afectaría eso a nuestra familia y amigos? ¿Qué podemos decir de nuestra capacidad de compartir la Palabra de vida con otros? (vv. 15, 16).

¿Quejarnos o no quejarnos? He ahí nuestra elección.
Filipenses 2:14.
Haced todo sin murmuraciones y contiendas.

 

 

El limpia para brisas

 

Eran cerca de las once de la noche. Hacía algunos minutos había dejado a mi novia en su casa. El alto me tocó en el semáforo de Plásticos Róbelo.

Una persona caminó hacia el vehículo e inmediatamente puse el seguro. Era un joven con el rostro sucio que blandía en su mano derecha un trapo pretendiendo limpiar el parabrisa.

Dije que no sin mucho entusiasmo. El insistió y mi paciencia se agotó, sentí que la sangre se me subía a la cabeza y baje el vidrio de mi ventana y encaré al joven casi gritándole: ¡Ya te dije que no!.

La primera apariencia que me dio fue hule pega, sin embargo al fijarme detenidamente en su rostro observé que estaba sucio, pálido y con una expresión de tristeza. Con ese trapo tan sucio dije más bien me vas a ensuciar el vidrio.

Él bajo su cabeza y guardó silencio. La actitud humilde del joven me impactó.

Me sentí incomodo y para tratar de suavizar la situación le dije: Por que no te compras una palita limpia vidrios y así das un buen servicio. Es que no tengo dinero respondió con voz suave que parecía un murmullo. Bueno pues ahorra y cómprate uno le respondí. Levantó los ojo y me dijo: Esta bien señor.

El incidente, quizás por ser algo tan frecuente en nuestra capital, se me olvido. Pasó el tiempo y una noche, en el mismo semáforo un joven con el cabello al viento y con una sonrisa contagiosa se me acercó alegremente y me preguntó: Ahora si señor me deja limpiarle el vidrio.

El joven lucía radiante, como si un rayo de felicidad iluminara su vida. Quedé unos instantes impávido, hasta que logré reconocerlo. Era el mismo joven de aquel incidente.

Ahora estaba limpio y blandía en su mano derecha una palita de esa con que limpian vidrios.

Mire Don, agregó el joven, le hice caso, ahorré y me compré mi limpiador, ahora me va muy bien. Una carcajada brotó desde mi corazón, era la exhumación de culpa por mi altanería de algunos meses atrás. Por su puesto respondí y el joven de forma eficiente limpió el parabrisa. Le pagué por sus servicios y el agradeció gentilmente.

En la noche repasé los acontecimientos. Ese joven no tenía recursos ni esperanzas. Pero la necesidad y la voluntad de salir adelante bastaron para asirse de una posibilidad: cambiar su trapo sucio por un instrumento más eficaz y así mejorar sus ingresos. Se esforzó y lo logró.

Cuántas veces, me pregunté, muchos de nosotros con más recursos y más estudio, nos hundimos en el desánimo y caemos en el abandono y negligencia.

Ese joven sencillo , pobre y quizás analfabeta me mostró, con su ejemplo, la luz que muchas veces necesitamos para ver en medio de la oscuridad del desánimo y la desesperación para volver a intentarlo de nuevo, para innovar la fe en nosotros mismos y levantarnos con el éxito, con la victoria.

Autor Desconocido

A veces perdemos la capacidad de ver más alla de lo que está delante de nuestros ojos. Una persona puede ser desposeída, pero con una gran capacidad para mejorar. Sólo necesitan no alguien quien les grite, si no una mano amiga que los oriente. Hoy podemos orientar a alguien.

Si ves caído debajo de su carga el asno de uno que te aborrece, no se lo dejarás a él solo, ciertamente lo ayudarás a levantarlo. Exodo 23:5.

 

Cuando vi que ustedes no me ayudarían, arriesgué mi *vida, marché contra los amonitas, y el Señor los entregó en mis manos. ¿Por qué, pues, han subido hoy a luchar contra mí? Jueces 12:3.

 

Lo unico que quiero es ser feliz

 

Cuando parece imposible, cuando parece que nada va a funcionar, generalmente estás a pocos milímetros de que suceda” Tony Robbins.

 

El ser feliz es una necesidad para las personas, muchos quieren disfrutar la vida pero no saben como hacerlo, pareciera que es más fácil odiar la vida que amarla. No disfrutan las relaciones, las amistades, el trabajo, no disfrutan nada y llegan a preguntarse ¿Por qué no puedo ser feliz?  Y buscan respuestas en otros culpándolos de todas sus desgracias, culpan a los padres, a los maestros, a los amigos, al cónyuge, al jefe y a todo aquel que se le ocurra o se le atraviese en el camino. Es fácil buscar culpables cuando no queremos cambiar y simplemente nos dejamos llevar por las circunstancias de la vida.

 

El ser feliz es algo que depende exclusivamente de mí y que comienza a medida que me amo a mi mismo. No se trata de ser egoísta al pensar en mi mismo, se trata del principio espiritual “Amaras a tu prójimo como a ti mismo”. No puedes pretender ser feliz con otros si no eres feliz contigo, ni te aceptas ni te soportas a ti mismo. Recuerda el ser feliz no depende de otros, es tu elección que cambia el mundo.

 

La felicidad no es un sentimiento, es un modo de vida que se aprende viviendo en gratitud. Tu felicidad no esta determinada por lo que digan o hagan otras personas, está determinada por lo que tu pienses acerca de ti mismo. ¿Qué piensas acerca de ti mismo?  Quizás es tiempo de cambiar esa imagen que tienes de ti porque no es lo que Dios diseño para ti. Es tiempo de dejar de verte como una victima, hoy es el día que tienes que comenzar a verte como protagonista. ¿Qué cosas necesitas cambiar para verte como protagonista? ¿Será tu comportamiento? ¿Será tu actitud? ¿Será tu manera de ver la vida?

Quizás no alcances a ver y necesitas la ayuda de un entrenador que te ayude a ver aquellas cosas que no estás viendo, sin embargo déjame decirte que el primer paso para ser feliz es tener la paz con Dios, El es el dador de la felicidad, y si estoy amándole a El y me amo a mi mismo, es más fácil amar a los demás y disfrutar la vida.

“Son como árboles sembrados junto a los arroyos: llegado el momento, dan mucho fruto y no se marchitan sus hojas. ¡Todo lo que hacen les sale bien!” Salmos 1:3

 

Somos felices cuando todo nos sale bien, nos encanta que todo nos salga bien y si eso es lo que busca comienza en este día a ser feliz. Algunas cosas que puedes hacer:

 

1)       Agradecer a Dios por la vida y la oportunidad que te da para disfrutarla.

2)       No pienses ni hables nada contrario a lo que Dios dice que eres. Piensa lo mejor.

3)       Olvida los errores del pasado, el ayer es historia. Disfruta el presenta y planifica el futuro.

4)       Haz sentir a las personas que tienes a tu lado que son importantes para ti.

5)         Busca siempre el lado positivo del fracaso. ¿Qué puedes aprender hoy?
6)       Practica el poder de la sonrisa, el poder del abrazo y el poder de las palabras  positivas con las personas que encuentres cada día.

7)       No te olvides “Quien tiene a Dios nada le falta”

 

Hay otras ideas prácticas que te ayudaran pero debes recordar que la felicidad es un viaje no un punto de llegada y esta felicidad llega con la decisión de cambiar paradigmas, creencias y cosas que debemos abandonar. Hoy es el mejor día para ser feliz y aunque parezca imposible está a pocos segundos de que suceda. Es tu elección.

 

Que tengas buen dia

 

Un día me encontraba en la fila de una tienda de provisiones detrás de un hombre que estaba pagando su compra. Cuando terminó, el empleado lo despidió diciendo alegremente: “¡Qué tenga muy buen día!”

Para sorpresa del empleado (y mía también), el hombre explotó en ira: “Éste es uno de los peores días de mi vida –gritó–. ¿Cómo voy a tener muy buen día?” Y con eso salió de la tienda estallando en cólera.

Comprendo la frustración de ese hombre; yo también he tenido días “malos” sobre los cuales no tengo control. ¿Cómo puedo tener muy buen día –me pregunto– cuando no tengo control sobre ello? Entonces recuerdo estas palabras: “Este es el día que el Señor ha hecho” (Salmo 118:24).

El Señor ha hecho todos los días, y mi Padre va a demostrar hoy su fuerza a mi favor. Él tiene control sobre todas las cosas en él, hasta las cosas difíciles que me van a pasar. Todos los acontecimientos han pasado por su sabiduría y amor, y son oportunidades que yo tengo de crecer en la fe. “Para siempre es su misericordia” (v.1). “El Señor está a mi favor; no temeré” (v.6).

Ahora, cuando la gente me despide deseándome muy buen día, contesto: “Yo no tengo control sobre eso, pero doy gracias por lo que sea que suceda, y me regocijo. . . pues este es el día que el Señor ha hecho.” –DHR

Tomado de Nuestro Pan Diario 2005

 

Salmo 118:24.

 

 

 

EL PERRO FIEL

 

Una pareja de jóvenes tenía varios años de casados y nunca pudo tener hijos.
Para no sentirse tan solos compraron un cachorro Pastor Alemán, el cual criaron como si fuera su propio hijo.
El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso Pastor Alemán. El perro salvó en más de una ocasión a la pareja de ser atacada por los ladrones. Siempre era un perro fiel a sus dueños contra cualquier peligro.

Luego de 7 años de tener al perro, la pareja logró tener al hijo tan ansiado, la pareja estaba tan contenta con su nuevo hijo que disminuyeron las atenciones que tenían para con el perro. Éste se sintió relegado y comenzó a tener celos del bebé. Gruñía cuando sus dueños paseaban al bebé y no era el perro cariñoso y fiel que tuvieron durante 7 años.

Un día la pareja dejó al bebé plácidamente durmiendo en la cuna, mientras preparaban una carne en la terraza, cual no sería su sorpresa, cuando al dirigirse al cuarto del bebé, ven al perro con la boca ensangrentada moviendo la cola.

El dueño del perro pensó lo peor, sacó un arma y en el acto mató al perro. Corrieron al cuarto del bebé y con gran asombro lo encontraron tranquilamente durmiendo. En la parte debajo de la cuna del bebé encontraron una serpiente degollada.

El dueño lloró amargamente lamentándose: “He matado a mi perro fiel”.

Cuántas veces hemos juzgado injustamente a las personas. Lo que es peor, las juzgamos y las condenamos sin investigar a qué se debe su comportamiento, cuáles son sus pensamientos y sentimientos.

Muchos amigos fieles hemos “matado” por no aclarar una situación, muchas veces las cosas no son tan malas como parecen, sino todo lo contrario. La próxima vez que nos sintamos tentados a juzgar y condenar a alguien recordaremos La Historia del Perro Fiel.

No harás injusticia en el juicio, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande; con justicia juzgarás a tu prójimo. Levítico 19:15.

¿Me van a juzgar por mis palabras, sin ver que provienen de un desesperado? Job 6:26.

No hay más que un solo legislador y juez, aquel que puede salvar y destruir. Tú, en cambio, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo? Santiago 4:12.

 

 

 

 

UNICO

La gente de nuestro tiempo acostumbra hablar mediante clichés sin reparar en el hecho que son irreales y negativos. Estos lugares comunes por lo general aparentan ser frases altisonantes, llenas de sabiduría, pero en el fondo no son más que palabras cuidadosamente combinadas para aparentar intelectualidad.

Cuando era chico una señora mayor me enseñó que “las personas nunca cambian verdaderamente, sólo dan una imagen mejorada de sí mismas”. El presidente de un país limítrofe dijo tiempo atrás que mis compatriotas y yo éramos “todos corruptos, desde el primero hasta el último” (cuando esto se hizo público tuvo que viajar a mi nación para pedir disculpas por el trascendido…). Y hace unos meses cierta persona me dijo: “nadie es imprescindible”.

Debo admitir que estoy muy cansado del contenido que encierra este tipo de expresiones. Cansado de tanta generalización, harto de los moldes que establece la sociedad globalizada y disconforme con las mentiras que los medios de comunicación intentan hacernos creer. ¡Cuántos motivos para perdernos en la masa y ser un número más en las estadísticas!

Sin embargo, me alegró mucho redescubrir el inspirador Salmo 139, del famoso rey David. Allí escribió: “Dios mío, tú me conoces muy bien; ¡sabes todo acerca de mí! ¡Jamás podría yo alejarme de tu espíritu, o pretender huir de ti! Tú fuiste quien me formó en el vientre de mi madre, quien formó cada parte de mi cuerpo. Soy una creación maravillosa, y por eso te doy gracias”.

La religión organizada también utiliza frases hechas que pretenden condicionar nuestra forma de pensar y entender a Dios, nuestro Creador. Sin embargo, ¡qué diferencia encontramos en este poema de David, cuando concluye: “Dios mío, mira en el fondo de mi corazón, y pon a prueba mis pensamientos, dime si mi conducta no te agrada, y enséñame a vivir como quieres que yo viva”!

¿Sabe algo? ¡Todos somos imprescindibles! Si usted no existiera, el mundo no sería el mismo, porque fue creado por Dios como una persona única. Esto le otorga un gran privilegio, pero al mismo tiempo la suprema responsabilidad de relacionarse con Él de manera única, porque “sólo hay un
Dios y sólo hay uno que puede ponernos en paz con Dios: el hombre Jesucristo” (1 Timoteo 2:5). ¡Atrévase a vivir esta realidad y su vida cambiará para siempre!

 

 

 

Creo en mis Sueños

 

Sueños… Creo en mis sueños, hablo sobre mis sueños, pienso en mis sueños, hago planes para mis sueños, creo oportunidades para mis sueños y me veo ya en mis sueños.

 

La única manera de lograr que un sueño se haga realidad, es hablar acerca de él, creer en él, verse a uno mismo en él y crear oportunidades para él.

Hay un gran poder de voluntad que sigue a lo que imaginamos. Este poder de la voluntad nos permite seguir adelante a pesar de todos los obstáculos y los sueños que debieran tomarnos diez a veinte años en lograrlos, se cumplen en menos tiempo.

¡Los planes en papel no son suficiente para los sueños! Simplemente veámonos actuando en lo que nos hemos imaginado y para cuando estemos involucrados pensaremos que todavía estamos en el proceso de imaginárnoslo.

Lo que creemos es lo que logramos. Lo que imaginamos es lo que llegamos a ser. Lo que pensamos es lo que experimentamos.

Fola Daniel, Nigeria.

Sin embargo los verdaderos sueños no son lo que nacen en la mente de un ser humano, sino los que vienen de Dios. Dios es el dador de los sueños productivos, poderoso, redentores. De nada sirve tener sueños si Dios no está en el asunto. Cuando Dios da el sueño, él dará los recursos para que los llevemos a cabo y el final siempre será que Dios será glorificado. Deja que Dios te siembre en sueño en tu vida y entonces podrás correr hacía el sueño.

Y dijo Faraón a José: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo interprete; mas he oído decir de ti, que oyes sueños para interpretarlos. Gen 41:15

Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Dios, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él. Num 12:6

Y se le apareció Dios a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo: Pide lo que quieras que yo te dé. I Rey 3:5

 

 

 

 

 

El Automovilista


Dos automovilistas se encontraban parados, uno detrás del otro, ante la luz roja de un semáforo.

El de atrás empezó a tocar la bocina y el de adelante interpretó que le instaban a que emprendiera la marcha.

Pero al ver que la luz continuaba rojo no se movió, el de atrás empezó a insistir más con el toque de bocina.

Sin poder contenerse más y con muestras claras de indignación y enfado salió de su auto y con cara de pocos amigos se dirigió al otro auto.

¡Ciego! Necio es que ¿no ve la luz roja?

Sí, pero como usted tiene ahí atrás en su automóvil un letrero que dice “si conoces y amas a CRISTO toca la bocina”, yo estoy haciendo lo que usted sugiere.

El primero ahora lleno de vergüenza por su olvido y mal comportamiento se retiró en silencio y emprendió la marcha.

Qué fácil es poner carteles, qué diferente es vivir lo que pregonamos

 

 

 

 

 

 

 

 

Papi, devuélveme mis manitas

 

 

Una familia había comprado un carro lujoso. El padre amaba ese auto. Llegando a una gasolinera los padres bajan y dejan al niño de 3 años en el auto, cerrando las puertas…el niño, encontró un marcador y comenzó a escribir en todo aquel tapizado, con un gran entusiasmo y amor.

Al regresar, el padre enfurecido, comenzó a golpear al niño en sus manos con mucha fuerza…hasta que tuvieron que sacarle al niño estaba muy maltratado y tuvieron que llevarlo al hospital.

En el hospital, les notifican que sus manos habían quedado lisiadas por la golpiza. Encontrando al padre en la habitación envuelto en làgrimas…el niño le dice sonriente…¡¡Hola papi…ya aprendí la lección…no lo voy hacer mas papi…¡ ¡Pero por favor que me compongan mis manitas! !El padre salió de aquella habitación muy triste. Aquello marco su vida para siempre.

 

REFLEXION:

 

Por qué le damos tanta importancia las cosas materiales al grado de lastimar a nuestros seres queridos? ¡¡¡QUE GRANDE ESTUPIDEZ!!! ”Un día nací, un día moriré , y nada me llevaré, pero ¿estoy realmente viviendo?” “Una casa está hecha de roca y madera, un hogar…de amor y entrega”.

A veces descuidamos la relación de familia por cosas materiales. No olvidemos que primero están las personas.

 

Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. Genésis 12:3.

Se levanta aùn de noche Y da comida a su familia Y ración a sus hijos

 

 

 

DEPENDER DE DIOS




Un hombre agricultor de pocos recursos económicos marchaba de su isla natal en la costa occidental de Escocia, donde no había medios de comunicación por lo que, había visto pocas cosas. En el barco le contaban acerca de las maravillas que vería en la isla de Mull.

La isla de donde él venía llamada San Kilda, era muy poco fructífera y tenían que trabajar mucho para poder sacar fruto de la tierra.

Uno de los pasajeros, le preguntó al agricultor si había oído hablar de Dios alguna vez. El labriego, un tanto resentido de semejante pregunta, preguntó a su vez a ese compañero de viaje de dónde venía él.

El otro pasajero le respondió con mucho orgullo que él era de una tierra donde la naturaleza daba frutos abundantes y cuyas comodidades ofrecían a las gentes una vida maravillosa.

-Ah, entonces me explico por qué se olvidan de Dios. Nosotros como tenemos que depender de El jamás podemos olvidarlo.

"Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento; Eclesiates 12:1

 

 

www.RenuevoDePlenitud.com

 

 

 

 

 

Dispone tu corazón porque Dios quiere ministrarte

 

 

Salmos 122: 1 “Yo me alegré con los que me decían: A la casa de Jehová iremos”. ¿Cuándo fue la ultima vez que disfrutaste de una predicación?, si hablo de esa vez, que no soportaste a que terminaran de predicar, mientras tus lagrimas salían de tus ojos, por la razón de que Dios estaba ministrándote tremendamente.

Y es que no se necesita estar pasando por un desierto espiritual como para ser ministrado, no se necesita estar pasando por enormes problemas para que Dios toque tu corazón, lo único que en verdad se necesita es un corazón dispuesto a ser ministrado.

Muchos se quejan de no ser ministrados en sus congregaciones, ya sea porque el predicador no es muy elocuente, quizá porque no tiene mucha experiencia o cualquier otra excusa más que quieras poner para validar tu disposición nula para ser ministrado.

Es que es rico ser ministrado, es precioso sentir que Dios te esta hablando, es hermoso cuando reconoces que estas fallando en algo y que necesitas prontamente solucionar eso que sabes que es un obstáculo para tu relación personal con Dios.

Pero eso no se logra por parte del predicador, es más, el nada mas es un instrumento que Dios quiere utilizar para ministrarte. La clave no esta en que sea elocuente, tampoco en que tenga mucha experiencia, no, la clave esta en LA DISPOCISION DE TU CORAZÓN para poder ser ministrado.

El rey David escribía este salmo y decía: “Yo me alegré con los que me decían:
A la casa de Jehová iremos”, realmente podemos notar la disposición de corazón que llevaba David al ir a la casa de Dios. Ante esto, ¿Crees que le importaba quien iba a predicar?, definitivamente no, David se alegraba con el simple hecho de saber que iba a la casa de Dios, porque prefería estar un día en la casa de Dios, que mil años lejos de ella.

¿Cuál es tu disposición al ir a la casa de Dios?, ¿Qué es lo que te estorba para ser ministrado?, ¿Vas solo a oír o a recibir una Palabra de Dios?, yo no se tu, pero últimamente disfruto cada predicación que escucho o que predico, no te imaginas el hambre que hay en mi recibir una Palabra de Dios, quizá el predicar no sea tan bueno, quizá no tenga tanta elocuencia, a lo mejor tiene poca experiencia, pero lindo es tener un corazón dispuesto y un espíritu humilde para recibir la Palabra de Dios y que esa palabra ministre tu vida de manera tremenda que al salir del servicio tus ojos sean la muestra del tremendo encuentro que tuviste con Dios.

Amado hermano, que el próximo servicio de tu congregación sea una linda ocasión para que te encuentres con El, no esperes mas, no es necesario que llegue un predicar del extranjero para que seas ministrado, no se necesita demasiada elocuencia, ni siquiera mucha experiencia, lo único que necesita llevar la próxima vez que vayas a un servicio es UNA DISPOSICIÓN TOTAL DE TU CORAZÓN.

Prueba y me cuentas, llega con un hambre tremendo de la Palabra de Dios, desde el momento que comience la Palabra pon la máxima atención posible, no permitas que nada te distraiga, escucha y a la vez medita lo que estas escuchando y notaras como Dios te estará hablando sobre eso que necesitabas. Y es que la Palabra de Dios siempre esta ahí en el momento indicado y tu puedes provocar ese momento si tan solo DISPONES TU CORAZÓN.

Que tú Corazón anhele cada reunión y que la vea como una oportunidad más para que Dios te hable no importando quien predique, sino que lo único que importe es TENER UNA DISPOSICIÓN TOTAL para que Dios hable a tu vida.

 

 

 

 


Ansiedad o Preocupación


Lectura: Proverbios 12:25


“Los nativos de la tribu campa me enseñaron muchas lecciones de vida práctica. Cierto día olvidé la mochila en el barco. Me desesperé tratando de descubrir una manera de recuperar mis pertenencias.

-No hay nada que podamos hacer ahora -me dijo el jefe de la aldea. Mañana el barco regresará y el conductor traerá la mochila de vuelta.

-¿Y si no la trae? -pregunté ansioso.

-En ese caso -respondió el sabio cacique-, guarda tus fuerzas para resolver el problema de mañana.

Tú sabes muy bien que la ansiedad no soluciona ningún problema, no sirve de nada, solo causa sufrimiento; pero si tú eres tan humano como yo, tu tendencia será pasar horas analizando un problema cuya única solución es el tiempo. Lamentablemente, el tiempo no está hecho apenas de segundos minutos, sino también de horas, y, a veces, de meses y, años.

¿Qué solución es pensar durante la noche que tu ser querido estaría vivo si no hubiera viajado? Qué beneficio hay en desesperarse por un amor que llegó a su fin? ¿Para qué hundirse en la arena movediza de las lamentaciones por un negocio que quebró?

En el texto de hoy , Salomón aconseja que ante casos que no tienen solución humana, lo mejor es decir palabras de optimismo.

“Yo te dije”, “Yo sabía”, “¿Ahora entiendes?”; Cuántas veces te lo dije’” y otras expresiones comunes como éstas, no son ciertamente la “buena palabra que el texto menciona.

¿Estás enfrentando algún drama en este momento? ¿Tiene que ver con tu matrimonio, con la situación de algún ser querido, con tus negocios o con tu empleo? Después de poner el problema en las manos de Dios, pídele que te ayude a ver la diferencia entre luchar para superar las dificultades o preocupare inútilmente con algo que, por lo menos hoy, no tiene solución.

Si tu problema no puede solucionase hoy, duerme confiado en las promesas de Dios y, como dijo el viejo cacique, guarda tus fuerzas para solucionar el problema cuando el momento oportuno llegue.

Hoy es un nuevo día. Mira el brillo del sol. No hay sol donde tú estás? Mira la luz del día. ¿Sabes por qué esa luz existe? Porque luego de la tormenta, el sol continúa brillando. Espera un poco la tormenta pasará, y no olvides: “La congoja en el corazón del hombre lo abate; mas la buena palabra lo alegra”.



 

Los detalles de Miguel Angel

 

 

El gran artista Miguel Angel tardó mucho tiempo en dar los últimos toques a una de sus obras más famosas. Cierto amigo que lo visitaba casi todos los días le preguntaba siempre:

 

—¿Qué has hecho hoy?

 

A lo cual el maestro contestaba:

 

—Hoy he perfeccionado ese detalle en la mano, he mejorado la sombra en aquella arruga, he arreglado la luz en aquella parte del vestido, etcétera.

 

—Pero esas son bagatelas, dijo un día el visitante.

 

—Ciertamente, contestó Miguel Ángel; pero la perfección se hace de bagatelas; y la perfección no es una bagatela.

La vida del cristiano está hecha de pequeños detalles, las pequeñas cosas de cada día. No hay cosa tan pequeña que no merezca nuestra atención. Puede parecer una bagatela, pero no olvidemos que de esas bagatelas está hecha la vida, y la vida no es una bagatela.—Tomado de Avivamiento.

 

Para muchas personas los detalles no cuentan mucho. Ellos viven y piensan en cosas grandes e impresionantes, pero se les olvida que las cosas grandes dependen de pequeños detalles.

Quienes logran cosas grandes en la vida, están conscientes que hay detalles pequeños que no se pueden ignorar. No olvides que en tu casa hay detalles que no se deben ignorar, lo mismo en tu trabajo, en tu vida personal, en tus estudios, es tu vida espiritual. Lo grande de la vida descansa sobre cosas pequeñas.

Sobre las paredes que rodeaban el templo, lo mismo por dentro que por fuera, talló figuras de querubines, palmeras y flores abiertas.I Rey 6:29

“Si Dios hace tan hermosas a las flores, que viven tan poco tiempo, ¿acaso no hará más por ustedes? ¡Veo que todavía no han aprendido a confiar en Dios! Mateo 6:30

 

 

 

Deja que tu luz brille

 


Una pequeña niña se encontraba entre un grupo de personas, que eran guiadas en una excursión por una gran catedral. Mientras el guía daba explicaciones sobre las diversas partes de la estructura, el altar, el coro, la mampara y la nave principal, la atención de la pequeña estaba enfocada en una vidriera de colores.

Estuvo por largo tiempo, considerando en silencio la ventana. Al elevar la vista hacia las figuras que formaban parte del vitral, su rostro fue bañado en un arco iris de colores cuando el sol de la tarde inundó el ala cruciforme de la inmensa catedral.

Cuando el grupo se preparaba para continuar la gira, la niña se llenó de valentía y preguntó al guía: "¿Quiénes son las personas que están en ese vitral tan hermoso?
-Esos son los santos" -respondió aquel.

Esa misma noche, mientras la niña se alistaba para acostarse, le dijo a su madre con orgullo:

-Sé quiénes son los santos.
-¿Lo sabes? -respondió la madre. ¿Y me podrías decir quiénes son?
Sin vacilar la niña respondió:

- ¡Son las personas que dejan que la luz brille a través de ellas!
¿Estas permitiendo que la luz del Señor brille a través de tí?

Hemos sido llamados a compartir la luz de Jesús en un mundo de tinieblas. Como rayos de luz que atraviesan el pesimismo y la oscuridad, podemos llevar esperanza y ánimo.
Mateo 5:16
Así alumbre vuestra luz delante de los hombres,
para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro
Padre que está en los cielos.

 

 

El Día de La Madre

 

 

Hace veintiséis años que mi amigo del ejercito Dan y yo cargamos un Corvette 427 azul metálico con neveras portátiles bermudas y camisetas, y pasamos frente a la lúgubre fachada de la policía militar de sombrío semblante hacia la puerta principal del fuerte McClellan. Preparados con los permisos para el fin de semana y con los bolsillos llenos de billetes nuevos que habíamos recibido por la primera semana de pago en el campamento de verano del Ejercito de Reserva, nos dirigíamos a la Florida- y el ejercito era el ultimo en lo que pensábamos. Felices al no encontrar nuestros nombres en la tabla de asignación de deberes del fin de semana, decidimos que un fin de semana en la playa era precisamente lo que necesitábamos para recuperarnos de cuatro días de raciones reducidas y de mosquitos en las colinas orientales de Alabama.

Nuestro campo de verano había comenzado muy pronto aquel año. El clima de mayo había sido delicioso, y con la capota abajo y el equipo de sonido en lo alto llegamos a Birmingham y decidimos detenernos allí para llamar a nuestras madres y desearles un feliz día antes de continuar nuestro viaje hacia el sur por la autopista.

Encontré a mamá en casa y me dijo que acababa de regresar de la tienda. Por el tono de su voz, supe que estaba decepcionada de que yo no pasara aquel día especial en familia. "Que tengas un buen viaje y ten cuidado, Te echaremos de menos", dijo.

Cuando regrese al auto, por el rostro de Dan supe que el también estaba padeciendo del mismo sentimiento de culpa que me obsesionaba. Entonces tuvimos una brillante idea. Enviar flores, desde luego.

Aparcamos al lado de una florería del sur de Birmingham. Cada uno garabateo una nota para enviarla con las flores que nos absolverían de la culpabilidad de pasar nuestro único fin de semana libre en la playa y no con nuestra querida madre.

Aguardamos mientras el dependiente ayudaba a un niño, quien estaba eligiendo un arreglo floral, evidentemente para su madre. Impacientes, deseábamos pagar las flores y partir.

El niño se mostraba orgulloso a más no poder cuando se volvió hacia mi sosteniendo su arreglo mientras el dependiente escribía la orden.

"Estoy seguro de que le encantara a mamá-dijo-.
"Son claveles. A ella le fascinaban los claveles. Le agregare alguna flores del jardín, antes de llevarlos al cementerio".

Levante la vista hacia el dependiente, que se veía conmovido. Luego mire a Dan. Observando al niño que salió de la tienda, orgulloso de su arreglo, y trepó al asiento de atrás del auto de su padre.

"¿Ya eligieron lo que desean?", preguntó el dependiente, quien apenas podía hablar.

"Supongo que si", respondió Dan. Botamos las tarjetas a la basura y nos dirigimos en silencio hacia el auto.



"Vendré a buscarte el domingo en la tarde, hacia las cinco", dijo Dan deteniéndose frente a la casa de mis padres.

"Te esperare", respondí, mientras me esforzaba por sacar mi bolsa de la parte trasera del auto.
Florida definitivamente podía esperar.

Fuente: Niki Sepsas. Sopa de Pollo para El Alma de la Madre

Mateo 15:4 Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente.

 

 

EL MILAGRO DE LA CANCION


 

Como cualquier buena mamá, cuando Karen supo que estaba esperando un bebe, hizo lo que pudo para ayudar a su hijo Michael de tres años a prepararse para una nueva etapa en su vida.

Supieron que el nuevo bebe iba a ser una niña, y día y noche, Michael le cantaba a su hermanita en el vientre de su madre. El estaba encariñándose con su hermanita aun antes de conocerla. El embarazo de Karen progresó normalmente. A tiempo empezó su labor de parto, pero una complicación se presento de repente y Karen tuvo horas de labor de parto.. La llevaron inmediatamente en una ambulancia a la Unidad de Cuidados Intensivos, sección neonatal del Hospital St.Mary, en Knoxville, Tennessee.

Los días pasaron y la niña empeoraba. Los pediatras tuvieron que decirle finalmente a los padres las terribles palabras "Hay muy pocas esperanzas, prepárense para lo peor".

Karen y su esposo contactaron al cementerio local para apartar un lugar para su hijita. Ellos habían creado un cuarto nuevo para su hija y ahora se encontraban haciendo arreglos para un funeral. Sin embargo, Michael, les rogaba a sus padres que le dejaran ver a su hermanita "Quiero cantarle", decía una y otra vez. Estuvieron dos semanas en Terapia Intensiva y parecía que el funeral vendría antes de que acabara la semana.

Michael siguió insistiendo que quería cantarle a su hermanita, pero le explicaban que no se permitía la entrada de niños a Terapia Intensiva.

De pronto Karen se decidió, llevaría a Michael a ver a su hermanita, la dejaran o no! Si no veía a su hermanita en ese momento, tal vez no la vería viva nunca.

Ella le puso un overol inmenso y lo llevo a Terapia Intensiva, Michael parecía una enorme canasta de ropa sucia. Pero la jefa de enfermeras se dio cuenta de que era un niño y se enfureció... "Saquen a ese niño de aquí ahora mismo! No se admiten niños aquí!"

El carácter fuerte de Karen afloro y, olvidándose de sus lindos modales de dama, que siempre la habían caracterizado, miro con ojos de acero la enfermera, sus labios eran una sola línea y con firmeza dijo: "El no se va hasta que le cante a su hermanita" y levanto a Michael y lo llevo a la cama de su hermanita.

El miro a la pequeñita, perdiendo la batalla por conservar la vida. Después de un momento empezó a cantar con la voz que le salía del corazón de un niño de tres años. Michael le canto: " Eres mi luz del sol, mi única luz, tu me haces feliz cuando el cielo es gris...." (conocida canción en ingles " You are my sunshine").

Instantáneamente, la bebe pareció responder al estimulo de la voz de Michael, su pulso se empezó a volver normal. "Sigue cantando, Michael" le pedía desesperadamente su mamá con lágrimas en los ojos. Y el niño seguía: "Tu no sabrás nunca, querida, cuanto te amo, por favor no te lleves mi luz del sol..." Al tiempo que Michael cantaba a su hermana, la bebe se movía y su respiración se volvía tan suave como la de un gatito cuando lo acarician.

"Sigue cantando cariño" le decía su mamá y el continuaba haciéndolo como cuando todavía su hermanita estaba en el vientre de su madre. "La otra noche, querida, cuando dormía, soñé que te abrazaba en mis brazos..." seguía cantando el niño; la hermanita de Michael empezó a relajarse y a dormir con un sueño reparador que parecía que la mejoraba por segundos.... ahora era la voz de la enfermera gruñona que con lágrimas en los ojos no dejaba de pedirle al niño que continuara. "Tu eres mi luz del sol, mi única luz del sol, por favor no te lleves mi sol..."

Al día siguiente... el mismísimo día siguiente... la niña estaba en perfectas condiciones para irse a casa.

La revista "Woman's Day" lo llamo "El Milagro de la canción del Hermano". Los doctores le llamaron simplemente un milagro. Karen le llamo "El Milagro del amor de Dios".

La vida es demasiado buena como para desperdiciarla...

Confía en que Dios sabe que estas exactamente donde debes estar.
Cantares 8: 7
Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos. Finalmente, después de muchas horas de lucha, la hermanita de Michael nació, pero en muy malas condiciones "Sigue cantando Michael"

Jeremías 31:3
Con amor eterno te he amado, por tanto, te prolongué misericordia.

 

 

 

SANTOS TONTOS

 

Lectura: Génesis 12:1-5

 

Cuando Dios habló con Abram, éste obedeció de inmediato y partió hacia una tierra desconocida basándose tan sólo en una promesa. Aunque no tenía hijos, confió en que Dios haría de él «una nación grande» (Génesis 12:2).

Dios a menudo realiza Su obra por medio de «santos tontos»; soñadores que emprenden la marcha con una fe absurda. Y aun así, yo suelo tomar mis decisiones con base en cálculos y dudas.

Una vez, mi iglesia en Chicago programó toda una noche de oración durante una gran crisis. Antes de informar en el calendario, discutimos bastante la utilidad de este evento. Los miembros más pobres de la congregación, un grupo de ancianos, fueron los que respondieron afirmativamente con mayor entusiasmo. Pensé que talvez muchas de sus oraciones no habrían sido contestadas durante los años y, sin embargo, confiaban en el poder de la oración como si fueran niños. «¿Cuánto tiempo quieren quedarse? ¿un par de horas?» preguntamos, pensando en que ellos usaban transporte público. «Bueno, nos vamos a quedar toda la noche», respondieron.

Una mujer de más de 90 años lo explicó así: «Podemos orar. Tenemos el tiempo y tenemos la fe. Además, algunos de nosotros no dormimos mucho. Podemos orar toda la noche si es necesario». Y lo hicieron.

Mientras tanto, un grupo de profesionales ricos, jóvenes, ambiciosos y bien educados en una iglesia del centro aprendió una importante lección: La fe a menudo aparece donde menos se la espera y falla donde debiera crecer con fuerza.

Original de RBC Américas

 

 

MICHAEL JACKSON, BLANCO O NEGRO

 

Conmoción  mundial ha producido la muerte de Michael Jackson, denominado el “rey del pop”. Michael será recordado como una persona que nació  con la piel de color negro y murió con una piel de color blanca.

El  no se conformo con su color de piel, a lo largo de su vida lucho por cambiar este color, solo Michael podría contestar a la pregunta de ¿cuánto dinero?, ¿cuanto esfuerzo? ¿Cuánta angustia y depresión? ¿Cuánto de su tiempo utilizó para volverse blanco?

Esta constante lucha por cambiar el color de su piel, esta perseverancia del cambio “exterior” NEGRO por BLANCO, debemos  y tenemos que aplicarlos en nuestra vida interior, en nuestra vida espiritual.

Nosotros  hemos nacido negros  espiritualmente hablando, es decir hemos nacido pecadores como dice el salmo: “Tu ves que malo soy de nacimiento, pecador desde el seno de mi madre” Salmo 51,7

 

Por el pecado de nuestros primeros padres espirituales: Adán y Eva todos heredamos el color negro del pecado, por este pecado de ellos, reino la muerte: Pues bien, un solo hombre hizo entrar el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte. (Romanos 5,12)

Pero si  reino la muerte por Adán, por uno solo reina la vida: Y si bien reino la muerte por culpa de uno y debido a uno solo, con mucha mayor razón gracias a uno solo, Jesucristo, todos aquellos que aprovechan el derroche de la gracia y el don de la “Justicia” reinaran en la vida (Romanos 5,17)

 

Teniendo estos conocimientos bíblicos, nuestra vida espiritual tiene que ser una constante lucha por cambiar este color negro del pecado, por un color blanco de pureza.

Día a día, mes tras mes, año a año tenemos que buscar y encontrar al único que puede hacernos blancos de espíritu y alma, El que puede cambiarnos de negro a blanco, de pecador a santo es Jesucristo. Si tienes la oportunidad de leer este mensaje, estas a tiempo de lograr este cambio de color: Busca al Señor mientras puedas encontrarlo, Llámalo mientras esta cerca” (Isaías 55,6)

El difunto de Michael Jackson será recordado como “El rey del Pop”

Buscando el reino de Dios, encontraremos a uno que se llama “El rey de la vida” Jesucristo ha derramado abundante gracia de vida, en este momento los ríos de la gracia y misericordia inundan las calles y ciudades, yo te invito a que te zambullas en este rió de gracia, el hacerlo te garantiza la transformación de tu color espiritual, bañarte en el rió Divino de gracia y misericordia cambiara tu naturaleza negra y pecadora, por un color limpio, puro y blanco.

Cada día de tu vida decides como vivir y llegar a tu muerte:

Vives pecando y manchando tu alma, vives con un alma de color negro.

O vives purificando, lavando y limpiando tu alma. Vives con tu alma de color blanca

PERSEVERA


 

 

Hace unos años, a un hombre en sus sesentas le fue ofrecido $200,000 dólares americanos por su motel, restaurante y gasolinera que había construido a través de toda su vida. Rechazó la oferta porque no quería jubilarse.

Dos años después, cuando tenía 65 años de edad, construyeron una autopista que desvió el tráfico de donde estaba su negocio y, como consecuencia, perdió todo.

La mayoría de personas a su edad hubieran tirado la toalla. Pero no este hombre. El sabía como cocinar pollo, así que tomó su viejo y deteriorado carro y empezó a viajar por todos los Estados Unidos, intentando vender su receta de pollo a otros restaurantes.

Su recorrido fue difícil. He oído que su receta fue rechazada por más de 1,000 restaurantes hasta que, por fin alguien la quiso. A pesar de sus obstáculos, el hombre siguió hacia su meta y dentro de unos pocos años, había empezado una cadena de restaurantes por todo el país y por todo el mundo llamado Kentucky Fried Chicken. ¿Su nombre? Coronel Sanders.

El que persevera Alcanza..!

Una frase muy repetida, pero cuantas veces simplemente pasamos por alto el peso de esta verdad...
muchos de nosotros tiramos la toalla y nos rendimos al primer intento fallido de nuestros proyectos de vida, metas, negocios, relaciones, estudios, etc.


Levántate hoy y realza vuelo, no te des por vencido en el primer fracaso, segundo o tercero... Alguna vez escuche la sig: frase "Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos."
Maravilloso Saber que tenemos un Padre fuerte que no nos deja solos y nos sotiene con Su diestra. Recuerda que el verdadero "Exito" en los dias que nos ha tocado vivir se encierra en "buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas." (Mateo 6:33)

Isaías 26:3
Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.
Santiago 1:25
Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.
2 Crónicas 26:5
El Rey Uzías: "Persistió en buscar a Dios, el cual era entendido en visiones de Dios; y en estos días en que buscó al Señor, él le prosperó"
Filipenses 4:13
"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece"

 

 

LA LUZ

 

Una vez estaba en cine cuando de repente se fué la energía eléctrica. En ese momento hubo pánico y hubo alguien que gritó: "Se fué la luz", otro dijo "Está muy oscuro!", posterior a eso hubo otro que sacó una linterna y calmó la situación mientras volvía la corriente.

En esta vida hay dos tipos de personas, unos que se dedican a hablar de lo que es obvio y no hacen nada para solucionarlo, y otros que son una luz para todos aquellos que necesitan guía.

¿Cual de ellos eres tú? ¿Iluminas a los demás con tus buenas obras y palabras o te limitas a ver como otros caen y no haces nada para ayudarles?

Jesús dijo: "Yo soy el camino la verdad y la vida", El es esa luz que necesitamos, si crees que solo hay gente que lo que hace es recordarte
que está oscuro y que no hay esperanza, te digo que EL es la luz que brillará por siempre...SIGUELA!

 

www.RenuevoDePlenitud.com

 

 

 

 

 

QUIEN ES EL SORDO


Lectura: Isaías 59:1-2

 

Un hombre le dijo a su doctor que creía que su esposa se estaba volviendo sorda. El doctor le dijo que llevara a cabo una simple prueba. Cuando el hombre llegó a la entrada de su hogar, exclamó: «Querida, ¿la cena está lista?» Al no escuchar respuesta alguna, entró y repitió la pregunta. Todavía no había respuesta. Al tercer intento, cuando ya estaba justo detrás de ella, finalmente la oyó decir: «¡Por tercera vez, sí!»

De manera similar, los antiguos israelitas creían que Dios estaba sordo cuando, en realidad, eran ellos los que tenían el problema. Isaías era un profeta enviado a advertir al pueblo de Dios acerca del juicio inminente, pero su mensaje se encontró con oídos sordos. En vez de ser el pueblo del pacto de Dios, que había de traer luz a los que vivían en tinieblas y liberarlos de las casas de prisión del pecado (42:7), los israelitas se negaron a escucharle. «No quisieron andar en sus caminos, ni oyeron su ley» (v.24).

El profeta explicó por qué las oraciones de ellos parecían encontrarse con los oídos sordos de Dios: «He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar; ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios» (Isaías 59:1-2). Una razón para no recibir respuestas de parte de Dios es que puede que el pecado esté bloqueando nuestros oídos. Examinémonos cuidadosamente.

No es difícil escuchar a nuestro Dios.

 

 

FIN DE UN ROMANCE

 

 

 

Era el viaje de bodas. Viaje inolvidable. Viaje que coronaría un largo romance amoroso y daría principio a otro. Fue así como Juan Miguel y su nueva esposa Francisca, los dos de Lisboa, Portugal, comenzaron felices el viaje manejando un nuevo auto. Él tenía setenta y siete años de edad; ella, setenta y cuatro.

Para ambos era el segundo matrimonio. Los dos habían quedado viudos, y empezaban ahora el viaje llenos de esperanzas, de proyectos, de alegría y de felicidad. Pero no todo en la vida sale bien, y un choque en la carretera le puso fin al viaje. Francisca murió en el acto; Juan, tres días después.

El caso conmovió a muchos. En la septuagésima década de su vida, Juan y Francisca se conocieron, se hablaron y se enamoraron. Entre los dos tenían seis hijos y dieciocho nietos. Toda la familia y todos los amigos les auguraban muchísima felicidad y veinte años más de matrimonio feliz. Nadie esperaba un fin del romance tan cercano y tan trágico.

Sin embargo, ¿fue este necesariamente un trágico «fin de un romance», como lo calificaron los diarios? Todo depende del modo en que se ve.

Trágico es el caso del matrimonio que, después de una gran fiesta de bodas y de una maravillosa luna de miel, el marido comienza a fijarse en otras muchachas y termina cometiendo adulterio.

Trágico es también el caso del matrimonio que por desavenencias tontas, por diferencias intrascendentes, por orgullo, por rebelión, por dureza de corazón, por cualquier razón que sea, los dos deciden separarse y destruir lo que Dios quiso que fuera bello y eterno.

Y trágico es no tomar en cuenta valores espirituales, no someterse, uno y otro, a las normas dictadas en la Palabra de Dios, y no tener ninguna relación con el Autor de la vida. Eso sí es trágico, porque sin Dios como Huésped invisible del hogar, esa unión perderá su solidaridad al poco tiempo de iniciada.

En cambio, si ambos novios creen fielmente en Dios y se someten al señorío de Jesucristo, entregándole las riendas de su vida, entonces asegurarán felicidad eterna, y su unión con Cristo no habrá de terminarse nunca.

Pongamos, pues, nuestro matrimonio en las manos de Dios. No tratemos, por cuenta propia, de embarcarnos en el mar de la vida matrimonial. Sin Cristo al mando de nuestro matrimonio, no tendremos seguridad. Él nos ayudará a comprendernos el uno al otro y a determinar a llegar unidos al fin de nuestros días.

 

 

Por el Hermano Pablo.


 

 

 

Semillas de Reflexión


Deja que estas semillas germinen hoy en tu corazón y produzcan fruto deseado.

Primero, digámonos a nosotros mismos lo que queremos ser; entonces hagamos lo que tenemos que hacer.
Epictetus

La paz en la tierra vendrá a quedarse cuando vivamos la Navidad cada día.
Helen Steiner Rice

No podemos llegar a ser lo que necesitamos permaneciendo como somos.
Oprah Winfrey

Los pescadores saben que el mar es peligroso y las tormentas terribles, pero nunca han considerado estos peligros como razón suficiente para permanecer en tierra.
Vincent Van Gogh

Cuando sentimos que hemos llegado al límite de nuestra vida y que no podemos pasar más allá, démosle a ese obstáculo un último empujón porque bien pudiera ser ese el que abra aquella pesada puerta al éxito. Si no lo intentamos esta última vez, nunca sabremos. Atrevámonos.
Sarah Margaret Bradbury

En un año a partir de hoy, pudiésemos estar deseando haber comenzado hoy.
Karen Lamb

Conozco el precio del éxito: dedicación, trabajo duro, y una devoción que no se rinde a las cosas que queremos que pasen.

Frank Lloyd Wright

El logro más grande no consiste en nunca caer, sino en volver a levantarnos una vez que hemos caído.

Vince Lombardi

Una actitud saludable es contagiosa pero no esperemos a que otros nos la pasen; seamos portadores.
Autor Desconocido

Mateo 13:32
El cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.

Marcos 4:31
Es como el grano de mostaza, que cuando se siembra en tierra, es la más pequeña de todas las semillas que hay en la tierra.

 

www.RenuevoDePlenitud.com

 

 

 

OLVIDAR EL PASADO


2 Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

 

Si tuviéramos la oportunidad de regresar al pasado y cambiar algunas decisiones que tomamos, o evitar decir algunas palabras que dijimos o evitar hacer cosas que hicimos, creo que muchos de nosotros no lo pensara dos veces.

Pero las cosas que se hicieron en el pasado, no lo puedes cambiar, pues lo hecho, hecho esta y si bien es cierto que muchas de esas cosas fueron errores garrafales, debemos de ser concientes que ahora en Cristo todas las cosas son hechas nuevas.
El tema es que muchas personas viven afanadas en el pasado, soñando como hubiera sido esto o aquello si yo hubiera actuado o decidido de esta manera. Y la verdad es que no podemos pasar soñando de “lo que hubiera sido”, pues eso jamás existirá, lo que es, es y lo que hubiese sido, jamás será, así de simple.

La voluntad de Dios no es que pasas pensando todo el tiempo en lo que hubiera sido, más aun cuando esos recuerdos están dañando continuamente tu vida a tal punto de que te están quitando la paz.

Muchos todavía sueñan y dicen: “como hubiera sido si me hubiera casado con tal persona”, otros dicen: “que hubiera pasado si hubiera estudiado tal carrera”, otros dicen: “que resultados hubiera tenido si hubiera tomado tal decisión”, y la verdad no esta nada mal analizar, pero de analizar a melancolizar hay una gran diferencia.

Tú no puedes pasarte tu vida actual pensando en “lo que hubiera sido”, pues eso no es y no será. Es hora de comenzar a cambiar todos esos sentimientos que lejos de bendecir nuestra vida pueden estar interfiriendo en nuestro presente y dañando nuestro corazón e inundando nuestra mente de pensamientos del pasado.

Para evitar eso, no hay una formula mágica, no hay una pastilla que lo haga, no existe una terapia humana que lo logre, si no que se trata de la DETERMINACION que tengas para querer pasar la hoja de esa historia.

Yo pudiera decirte que ores muchos, que ayunes todo lo que puedas, que hagas muchas vigilias o que te vayas un mes de retiro, pero mientras en ti no halla la determinación de OLVIDAR por completo tu pasado y PASAR LA HOJA de tu vida, no lo lograras.

Hay muchas personas que piensan que solo por orar y decirle a Dios que quite de su mente esto o aquello, ya desaparecerá, pero la verdad es que se necesita una DETERMINACION TOTAL para comenzar el proceso de renovación en tu vida.

Cuando hablo de determinación es que la mayoría de nosotros le queremos dejar todo el trabajo a Dios, y no nos ponemos a pensara que nosotros debemos de poner nuestra parte.. Por ejemplo: tú nunca olvidaras a una persona mientras sigas llamándole, rogándole y frecuentándolo, aun cuando este te dijo que se acabo todo

Y es que la DETERMINACION es algo importante para lograr nuestros objetivos, pues mientras no exista una total claridad de lo que se quiere jamás se podrá lograr.

Es hora de entender de debemos pasar la hoja de nuestra vida, que las cosas que hicimos o dejamos de hacer en el pasado no pueden estar obstaculizando nuestro presente y peor aun nuestro futuro.

La voluntad de Dios no es que estemos llorando por algo que ya paso, ni muchos menos que nos pasemos lamentado de algo que no hicimos. Dios quiere que nos levantemos en esta hora, que entendamos que mientras no tengamos la determinación de pasar la hoja de esa historia no podremos ver todas las bendiciones que El nos quiere dar.

Amados hermanos, ya no es hora de estar llorando, quejándose o lamentándose por algo que no fue, es hora de ver hacia el frente y comprender que los planes de Dios para nuestra vida son HERMOSOS y PERFECTOS, y si las cosas no salieron como queríamos es porque El sabe que es lo mejor para nosotros.

Levántate y sonríe, porque lo que viene para ti es mas GRANDE de lo que un día te imaginaste que merecías, pues así es el Estilo de Dios.

 

 

LOS DETALLES DE MIGUEL ANGEL


El gran artista Miguel Angel tardó mucho tiempo en dar los últimos toques a una de sus obras más famosas. Cierto amigo que lo visitaba casi todos los días le preguntaba siempre:
--¿Qué has hecho hoy?
A lo cual el maestro contestaba:
--Hoy he perfeccionado ese detalle en la mano, he mejorado la sombra en aquella arruga, he arreglado la luz en aquella parte del vestido, etcétera.
--Pero esas son bagatelas, dijo un día el visitante.
--Ciertamente, contestó Miguel Ángel; pero la perfección se hace de bagatelas; y la perfección no es una bagatela.



La vida del cristiano está hecha de pequeños detalles, las pequeñas cosas de cada día. No hay cosa tan pequeña que no merezca nuestra atención. Puede parecer una bagatela, pero no olvidemos que de esas bagatelas está hecha la vida, y la vida no es una bagatela.--Tomado de Avivamiento.
Para muchas personas los detalles no cuentan mucho. Ellos viven y piensan en cosas grandes e impresionantes, pero se les olvida que las cosas grandes dependen de pequeños detalles.

Quienes logran cosas grandes en la vida, están conscientes que hay detalles pequeños que no se pueden ignorar. No olvides que en tu casa hay detalles que no se deben ignorar, lo mismo en tu trabajo, en tu vida personal, en tus estudios, es tu vida espiritual. Lo grande de la vida descansa sobre cosas pequeñas.

Sobre las paredes que rodeaban el templo, lo mismo por dentro que por fuera, talló figuras de querubines, palmeras y flores abiertas.I Rey 6:29

"Si Dios hace tan hermosas a las flores, que viven tan poco tiempo, ¿acaso no hará más por ustedes? ¡Veo que todavía no han aprendido a confiar en Dios! Mateo 6:30

 

 

 

 

EL ESPERAR VALE LA PENA

 


 

Habacuc 2:3 “Aunque la visión tardará aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará”.

 

Todos hemos pasado momentos de espera en el Señor, de una u otra manera hemos pedido algo a Dios y esa respuesta en muchas ocasiones ha tardado, no porque Dios tarde para responder, sino porque el sabe el tiempo indicado o mejor dicho perfecto para contestar.

Posiblemente en algún momento de tu vida cristiana has sentido como Dios te dio una amplia visión de lo que haría contigo o lo que haría en tu vida. Quizá ya paso un buen lapso de tiempo y aun no vez como esa visión se hace realidad.

A mi me gusta ser soñador, de hecho soy un soñador de primera, paso mucho tiempo pensando en realizar muchas cosas que anhelo en el Señor, ha habido momento en donde esos sueños parecieran que son ya una realidad de tantas veces que los he soñado, pero en medio de todo eso he aprendido a saber esperar en Dios.

Dios puede hacer cualquier cosa que nos halla prometido o que nosotros le hallamos pedido, pero también tiene una forma única de contestar o de cumplir lo prometido. En el antiguo tiempo vemos a un Abraham que tuvo que esperar décadas para ver cumplida su promesa. No es por desalentarte, pero si Abraham que era considerado amigo de Dios tuvo que esperar muchos años para ver concretado su sueño, ¿Cuánto tiempo tendremos que esperar aquellos que muchas veces no estamos siendo amigos de Dios?

Pero Dios es tan lindo que aunque muchas veces no estamos en nuestro mejor momento espiritual, El viene y responde aquello que tanto habíamos anhelado, quizá no porque te lo merezcas, ni porque seas un súper cristiano, sino para mostrarte que pese a tus errores el quiere bendecirte en gran manera, para que de esa forma propongas mantener una vida santa delante de El y una verdadera relación personal.

Quizá tu estés pasando por uno de esos procesos en donde la visión esta tardando mas de lo planeado, de esos momento en donde dan ganas de gritar al cielo y preguntar: “¿Qué paso?”, de esos momentos que he vivido en muchas ocasiones y que en momento determinado me han llevado a casi desalentarme en ver cumplida esa visión o sueño.

Amado, solo quiero decirte que aunque la visión tardare, no te desanimes, espérala porque sin duda vendrá, no tires la toalla antes de tiempo, no quieras colgar los guantes antes de intentarlo, no te canses antes de haber luchado, esperarlo, mantente firme, busca del Señor, deléitate en El, busca primeramente su justicia, alábalo, exáltalo, sírvele y sobre todo que sea de animo voluntario.

 

 

 


Una piedra en la boca


Todos nos encogeríamos tan solo de pensar en tener la boca llena de gravilla. Pero una piedra en la boca en realidad puede ser deseable, al menos ese parece ser el caso de las grullas que habitan las montañas Taurus del sur de Turquía.

Estas grullas tienden a cacarear mucho, sobre todo mientras vuelan. Todo ese ruido capta la atención de las águilas, las cuales se abalanzan sobre ellas y se las comen. Las grullas experimentadas evitan esta amenaza recogiendo piedras lo suficientemente grandes como para que les llenen la boca. Esto les impide cacarear. . . convirtiéndose así en el almuerzo de las águilas.

La gente también tiene problemas con la boca. El escritor de Proverbios dijo: «El que guarda su boca, preserva su vida; el que mucho abre sus labios, termina en ruina» (13:3). «Los labios del necio provocan contienda, y su boca llama a los golpes» (18:6). ¡Cuántos de nuestros problemas se podrían evitar si aprendiéramos a controlar nuestra lengua! ¡Cuánto del dolor que causamos a los demás se podría evitar si guardáramos el habla!

¿Tienes problemas con la lengua? Prueba esto: pídele ayuda al Señor. Piensa antes de hablar.. Seguir esa fórmula puede ser tan eficaz como una piedra en la boca. -RWD

SI NO PIENSAS LO QUE DICES PODRÍAS TERMINAR DICIENDO TODO LO QUE PIENSAS.
Que tus palabras sean pocas

 

 

Peque, ¿Será que Dios me perdona?

 

 


Isaías 43: 25 “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados”. Es increíble, pero cierto, hay personas que luego de haberse rendido a Jesús y pedido por el perdón de sus pecados, aun tienen dudas si realmente Dios los perdono o no.


Y es entendible desde el punto de vista humano, ya que para nuestra mente humana es difícil asimilar un perdón TOTAL, ese que no tiene “peros” ni “condiciones”, ese perdón que nada mas puede nacer de un ser divino como nuestro Dios.

Y el problema más que todo se da, luego de comenzar tu caminar con el Señor. Tu vida ahora es diferente porque caminas con Dios, las cosas las vez de diferente manera y ahora hay un sentido para tu vida. Pero de pronto sin tenerlo en cuenta o en ocasiones hasta meditado, aparece Don Pecado, ese que nos quiere hacer sentir la peor basura sobre la faz de la tierra y por cosas de la vida, terminas cayendo en sus garras.

Luego de saborear ese pecado, te das cuenta que ya no tiene el mismo gusto que antes, el sabor se a perdido y es porque ahora el Espíritu Santo mora en ti y te redarguye, es allí en donde recures con lagrimas en tus ojos delante de tu Padre Celestial y le pides que te perdone, pero a la vez nace la peor interrogante que puede nacer en ese momento, el tan famoso: “¿Y será que Dios me va a perdonar?”.

¿Quién te ha dicho que Dios no perdona?, ¿Acaso Dios es un tirano?, ó ¿Acaso es humano como nosotros?, definitivamente el PERDÓN de Dios va mas allá de lo que nuestra mente humana puede interpretar, y es porque su PERDÓN ES TOTAL.

El versículo que acabamos de leer nos enseña la forma en que Dios perdona, el dice que borra nuestras rebeliones por amor a si mismo y la sella con una frase linda y llena de amor: “y no me acordaré de tus pecados”.

Que lindo es saber que Dios nos dice: “no me acordare de tus pecados”, y es que cuando de un corazón sincero nace un arrepentimiento genuino eso se traduce en un perdón Divino que es igual a OLVIDAR TODO. Dios no te reprochara nada, El jamás te sacara en cara los pecados que ya te perdono. En pocas palabras Dios te PERDONA y SE OLVIDA COMPLETAMENTE de tus pecados.

Lastimosamente somos nosotros quienes traemos nuevamente a nuestra mente aquellos pecados de los cuales ya pedimos perdón y a los cuales ya Dios no se acuerda más, porque un día te los perdono.

Amado hermano, ya no es momento que estés lamentadote de aquel pecado de hace semanas, de hace meses o hace años, cuando tu le pediste perdón a Dios, El te perdono totalmente, es hora de que asimiles ese perdón. Tu puedes decir: “es que no creo que me perdone, pues mi pecado fue demasiado grande”, quiero decirte que no hay escala para pecados, pecado es pecado delante de Dios, así como el mentir es un pecado, también el matar o violar lo es, el error que nosotros los humanos cometemos es categorizarlos en escalas de menor a mayor, cuando realmente delante de Dios el pecado no tiene tamaño, sino que es el mismo el cual quiere perdonarte y darte una nueva oportunidad de vivir una vida santa que lo agrade.

Es momento de interpretar las dimensiones del enorme PERDÓN de Dios, y es que no importa cual sea tu pecado, su PERDÓN lo cumbre TODO y siempre y cuando exista en ti un arrepentimiento genuino lo obtendrás.

Eso si, no podemos engañarnos a nosotros mismos y creer que las consecuencias de mis pecados no los pagare, puesto que eso es otra cosa que debemos asimilar, si bien es cierto Dios te perdona, eso no quiere decir que las malas decisiones que tomaste no tendrán alguna mal efecto, pero que lindo saber que a través de su PERDÓN también obtenemos su respaldo y que junto a su respaldo LO PODEMOS TODO, pues El nos fortalecerá para enfrentar cualquier consecuencia a nuestra desobediencia.

Quiero dejar claro la respuesta de la pregunta: “¿Será que Dios me perdonara?”, la respuesta es: DEFINITIVAMENTE SI.

Dios te perdona no importa cual sea tu pecado, El no es un acusador, al contrario, El es un REDENTOR alguien que te vuelve a comprar y que quiere hacer de ti un instrumento útil en sus manos, es por eso que te ama con amor eterno y pese a que no comparte tu pecado te ama tal y como eres, pues El no te ve como eres con tu pecado, sino como llegaras a ser cuando te perdone y te restaura para comenzar una nueva vida.

Y es que aunque no entiendas a totalidad el perdón de Dios, debo decirte que el PERDONA hasta la persona que nosotros creemos que es imperdonable, porque su amor sobrepasa TODO entendimiento, y siempre y cuando exista un corazón humillado, y sincero, El jamás podrá negar su PERDÓN.

 

Amado o Amada, eres LIBRE, Jesús te perdono de todos tus pecados, es hora de que entiendas lo que esto significa y te perdones a ti mismo por ese error, del cual Dios ya ni se recuerda.

 

 

Autor: Enrique Monterroza
Escrito para: destellodesugloria.org/blog/

 

 


La Cabra y El Asno

 

Una cabra y un asno comían al mismo tiempo en el establo.

La cabra empezó a envidiar al asno porque creía que él estaba mejor alimentado, y le dijo: "Entre la noria y la carga, tu vida sí que es un tormento inacabable. Finge un ataque y déjate caer en un foso para que te den unas vacaciones".

Tomó el asno el consejo, y dejándose caer se lastimó todo el cuerpo. Viéndolo el amo, llamó al veterinario y le pidió un remedio para el pobre. Prescribió el curandero que necesitaba una infusión con el pulmón de una cabra, pues era muy efectivo para devolver el vigor. Para ello entonces degollaron a la cabra y así curar al asno.

En todo plan de maldad, la víctima principal siempre es su propio creador.
Fábula de Esopo
Fuente: www.edyd.com

Queridos Hermanos:


La fábula de hoy me recuerda aquella antigua cómica (tantas veces citada en mis sermones de antaño) en la que un adversario serrucha el piso en forma circular alrededor de un distraído amigo sólo para ver cómo, al completar el serruchado, lo único que queda en pie es el pequeño círculo ¡y todo lo demás colapsa! Dios nos creó para ser bendición a los demás durante nuestro recorrido de este lado del cielo, y cuando optamos por tomar ventaja egoísta de los demás, somos nosotros mismos, al contravenir los propósitos de nuestro Creador y Salvador, quienes nos vemos afectados por nuestras acciones. Si bien la generosidad que mostramos a los demás nos regresa multiplicada de parte de Dios, también toda maldad que hagamos nos será devuelta. Escojamos hoy lo mejor: bendecir en abundancia a quienes Dios ha colocado a nuestro alrededor. Adelante y que el Señor les bendiga.



Marcos 8:36-37:
 Porque ¿de qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

 

 

 

 

 

DESEANDO A DIOS

 

Hágase Tu voluntad Mateo 6:10


Voluntad – “¿Pero cómo saber cuál es la voluntad de Dios?” ¿Has luchado con esa pregunta alguna vez? Yo si – y muchas veces. Anhelo hacer Su voluntad, pero saber lo que desea Dios en cada una de las múltiples áreas grises de mi vida no es fácil de saber.

Cierto que tengo un libro de instrucciones (la Tora), pero siento el reto de encontrar algo allí sobre planes de retiro, cambios de carrera, educación en el hogar u opciones de automóvil. Aun así, oro, “hágase tu voluntad” como su supiera lo que es. Y, como con mucha frecuencia me confundo sobre la decisión correcta, añado la frase cobija de “si es Tu voluntad, Padre,” a la mayoría de mis oraciones.

Eso no parece ser lo que Yeshua tenía en mente. No parece vacilar en cuanto a la dirección. De hecho, no existe ni seña de duda en esta parte del modelo de la oración. Yeshua ora con audacia por el ejercicio de la voluntad del Padre. O por lo menos así lo parece. Veamos con cuidado.

La palabra griega thelema es muy común en el griego clásico, pero es sorprendentemente rara en el Nuevo Testamento. Cuando vemos su equivalente hebreo (rason), encontramos algo aun más interesante.

Rason no es sobre decisiones racionales como la palabra griega. Es sobre el deseo apasionadamente dado a luz. En otras palabras, Yeshua no habla de las opciones que construyen el propósito y dirección de Dios. Habla sobre el gozo, deleite y pasión que corresponde al carácter de lo que Dios hace. ¿Comprendiste?

Es difícil re-pensar que en un mundo saturado con la noción que la voluntad es sobre cognición. Dividimos la emoción y la voluntad, pero el hebreo es mucho más difuso. Al proclamar la voluntad de Dios anuncio mi deleite, gozo y pasión por Su manifestación. Es avalar Su glorificación en acción.

Adicionalmente, esta frase me compromete a Su santidad porque lo único que Dios debe hacer es exhibir Su carácter santo. Lo que Dios hace es santo. Por lo tanto, cuando oro “Hágase tu voluntad,” pido que Él se manifieste a SI mismo como santo a pesar de mi agenda o interpretación. Y, claro está, esto es exactamente lo que Dios ya hace. Así que mi petición es realmente una declaración de Su justicia inescrutable.

Hablar bendición sobre Su voluntad es, al mismo tiempo, mi propio compromiso de contentamiento. Yo declaro que estoy contento con Sus propósitos. Anhelo que se manifieste Su santidad. Me deleito en verlo.

Suena bien, ¿no es así? Y es bueno, excepto que inmediatamente nos confronta con nuestra propia resistencia a Su voluntad. ¿Cómo podemos orar por que se manifieste la santidad de Dios y por contentamiento con esa voluntad e inmediatamente después pedirle que nos explique lo que requiere de nosotros?

Verás, la voluntad de Dios no se encuentra en la coexistencia pacifica. ¡Se encuentra en la obediencia! Dios ya ha revelado Su voluntad moral. Se llama la Tora. Orar porque Su voluntad sea el deleite apasionado de mi vida, y al mismo tiempo, rehusar ser obediente a la manifestación de sus instrucciones no solo es contradictorio, es pecado.

Esto no tiene nada que ver con su gracia dada libremente. Esto tiene que ver con deleitarme en El. Sus discípulos sabían exactamente lo que significaban las palabras de Yeshua. ¿Lo sabemos nosotros?

Debe hacerse una clarificación adicional. El contentamiento no es pasivo. Es auto-rendimiento en la búsqueda activa del horizonte escatológico del gobierno venidero de Dios. OK, quizás eso es demasiado teológico.

Lo que digo es que cuando me contento con los propósitos de Dios, no me siento por allí a esperar que Él lo haga todo. Mi declaración es una aseveración de mi obediencia activa y mi decisión apasionada de hacer cualquier cosa que se requiera de mí para cumplir los propósitos de Su Reino. Mi voluntad está sumergida en Su voluntad. Yo hago el Reino porque yo vivo el Reino. Y no descansaré hasta que esté plenamente contento en Él.

Dr.Skip Moen
www.AtGodsTable.com


COMO LAS FLORES


- Un joven le pregunto al Sabio, ¿qué debo hacer para no enojarme? Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes. Algunas son indiferentes. Siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con aquellas que calumnian.

- ¡Pues, vive como las flores!, advirtió el maestro.

- Y ¿cómo es vivir como las flores?, preguntó el discípulo.

- Pon atención a esas flores -continuó el sabio anciano, señalando unos lirios que crecían en el jardín.

Ellas nacen en el estiércol, sin embargo son puras y perfumadas.
Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, pero no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos.

Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden. Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos. Y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse.

Ejercita pues, la virtud de rechazar todo el mal que viene desde afuera y perfuma la vida de los demás haciendo el bien.

Ésto, es vivir como las flores.

Mateo 5:44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen
Mateo 6:14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;
Salmos 37:8 "Déjate de la ira, y depón el enojo: No te excites en manera alguna á hacer lo malo."
Salmos 86:15 "Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad;"


 

www.RenuevoDePlenitud.com

 

 

Nada con exceso



Comenzó a entrenar a los cuatro años de edad. A los diez, ya había ganado varios premios. Su pasión era la gimnasia de exhibición. Su sueño: ganar medallas de oro en los juegos olímpicos.

A los dieciséis años, en una de las competencias, estuvo a punto de sacar el puntaje perfecto. Todos le auguraban un brillante porvenir. Pero Christy Henrich, joven gimnasta escandinava, tenía un problema. Estaba obsesionada con la idea de que estaba engordando, aunque no era así.

A los diecinueve años ya no pudo competir más. Su obsesión la había dominado. Finalmente, a los veintidós, Christy Henrich falleció. Murió de anorexia nerviosa, pesando sólo veintinueve kilos. Su obsesión la había matado.

He aquí una joven que pudo haber tenido grandes éxitos. Perfeccionó su arte. Ganó muchas medallas. Alcanzó la perfección, casi a la altura de Olga Korbut, la atleta rusa, y Nadia Comaneci, la rumana. Pero le entró la obsesión de la gordura. Desoyó los consejos de médicos y familiares, y dejó de comer. Y su bello cuerpo se fue consumiendo hasta que le fallaron todos los órganos.

Las obsesiones, las fobias, las pasiones y las ansiedades pueden dominar todo nuestro ser a tal grado que nos hacen inútiles. Los afanes de la vida, cuando controlan la voluntad, se vuelven destructivos.

Tenemos que aprender a matizar nuestra existencia. «Nada con exceso» era la máxima de Epicteto, el estoico filósofo griego del siglo primero de nuestra era. Dios no nos hizo para las obsesiones, las pasiones, los frenesíes y los fanatismos. Nos hizo para la sobriedad, la mesura, el equilibrio, la armonía.

«No se inquieten por nada —escribió el apóstol Pablo—; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias» (Filipenses 4:6). Vivir libres de pasiones y obsesiones es la clave de la vida prudente, moderada y satisfecha. Esa es la vida que Dios quiso que su creación llevara.

Ahora bien, ¿cómo puede el ser humano despojarse de tantas fobias y obsesiones? Entregándole su vida a Cristo. La persona que no tiene a Cristo en el corazón será para siempre víctima de pasiones desorbitadas.

Es que sólo Jesucristo —Señor, Salvador y Maestro perfecto— puede darnos esa estabilidad, ese equilibrio y esa moderación ideal. Cuando Él entra a nuestro corazón, transforma nuestro modo de pensar, y todos nuestros móviles cambian. Sometámonos a su divina voluntad. Él quiere ser nuestro mejor amigo.




Hermano Pablo.




 

DEJANDO EL MUNDO FUERA

“Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros.  Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones” (Santiago 4:8).

 

 “No es el barco en el agua pero es el agua en el barco que lo ahonda.  De la misma forma, no es el Cristiano en el mundo pero el mundo en el cristiano que constituye el peligro.

Cualquier cosa que ofusca mí visión del Señor Jesus, o me aleja del placer de estudiar la Biblia, o paraliza mi vida de oración, o dificulta mí trabajo cristiano, está equivocado para mí y yo debo rechazarla.” (J.  Wilbur Chapman)

 

¿Qué lugar ha ocupado el mundo en nuestra vida?  ¿El lado externo o interno?  ¿Hemos, como cristianos, repelido todas las trampas que el mundo ofrece, por más brillantes y seductoras qué sean?  ¿Hemos comprendido que nuestro testimonio necesita glorificar, en todos los aspectos, el nombre del Señor?

Muchas veces cedemos a las tentaciones creyendo que nuestro “pequeño pecado” no tendrá ninguna influencia en nuestra vida espiritual.  Creemos de esa forma y estamos completamente engañados.  Un grande alejamiento de Dios comienza por un pequeño paso a pocos centímetros de Él.  Y cuanto más lejos estamos del Señor, más difícil se vuelve el regreso a Su presencia donde existe amor, cariño y todas las bendiciones de que necesitamos para una vida abundante, feliz y eterna.

¿Cuándo un barco empieza a ahondar?  Cuando tiene algunos centímetros de agua en su interior.  ¿Cuando un cristiano empieza a ahondar espiritualmente?  Cuando un pequeño pecado se instala en su corazón.  Si el comandante logra éxito en detener la entrada de agua luego en el comenzo, el barco se salva.  Si el cristiano rechaza el pecado tan pronto como él intenta encontrar espacio en su vida, la puerta es cerrada y él sigue firme glorificando y engrandeciendo el nombre del Señor Jesus.

Usted puede vivir en el mundo, pero no lo deje vivir en usted.

 

 

 

 

Combate el miedo con la oración

 

La oracióneficaz del justo puede mucho. (Santiago 5:16)


El miedo ataca a todos. Es una de las formas qm ue Satanás nos atormenta y nos impide seguir adelante, gozando de la vida que Jesús quiso darnos con su muerte.Los temores no son reales, sino que son convencimientos falsos que parecem verdaderos. Pero si aceptamos los temores que Satanás nos ofrece, y les hacemos caso, abrimos la puerta al enemigo, y cerramosla puerta a Dios. La face se desata en la oración, haciento posible un tremendo poder dinámico. Stanás trata de debilitarnos con el miedo, pero Dios nos fortalece mientras estamos e comunión con Él en oración. La Biblia nos enseña a vigilar y orar.
(Mateo 26:41) Creo que el punto principalen este pasaje es que debemos vigilar por nosotras mismas y por los ataques que lanza el enemigo contra nuestras mentes y emociones. Cuando detectamos estos ataques, debemos orar inmediatamente. Poderíamos pensar que el ataque desaparecerá, pero debemos recordar que es cuando oramos que el poder se libera en contra del enemigo y o cuando pensamos que vamos a oar después. Ora a cerca de todo y no tengas miedo de nada. Creoque encontrarás que esta decisión traerá más gozo y paz a tu vida diaria.

Haz esto:
Recuerda que el temor es simplesmente un convencimiento falso que parece verdadero. Cuando el temor toque tu puerta, deja que conteste la fe.


Haz el Intento


Atreverse a enfrentar grandes retos no es tan malo después de todo son esos momentos los que nos permiten conseguir las oportunidades tan preciadas para los momentos mas oportunos de nuestras vidas, hacer el intento es decirle a los demás y a nosotros mismos que somos mas capaces de lo que creemos y que ciertamente lo podemos en gran manera lograr.

Como anécdota la semana pasada estuve haciendo realidad un sueño como es el practicar el bowling, desde hace algunos años lo he querido hacer mi deporte favorito (a lo mejor a estas alturas vaya a las olimpiadas, ja,ja), lo cierto del caso es que se dio la oportunidad y asistí al bowling guaraguao de Puerto La Cruz y lo que nunca me espere, estaban nada mas y nada menos que los campeones nacionales e internacionales en esta disciplina que pertenecen a Venezuela y mas concreto al Edo Anzoategui.

Ahora bien lo importante es que me atreví y mayor emoción cuando comencé a luchar por lo que deseo, usted también puede, no le tema al caerse o fallar, ello no es mas que la preparación para llegar lo mas lejos posible en su carrera, atrévase a fallar pero también a levantarse y continuar adelante a pesar de los errores que usted pueda cometer, viva la emoción de hacer algo diferente y algo que durante mucho tiempo tal vez ha deseado, no lo deje para el olvido ni ahogue sus penas en lagrimas que de alguna u otra manera se pudieron ahorrar.

Haz el intento de hacer lo que haz querido hacer, no te preocupes por los que están en derredor y por las criticas que podrás recibir.

Los grandes hombres que han triunfado a lo largo de la historia decidieron salir adelante por encima y por sobre cualquiera de las circunstancias que pudieron haber encarado en las olas entespestivas de la profunda mar y de las situaciones adversas que pudieron ahogar sus vidas, pero lo mas importante es que lo intentaron de día y de noche, con fuerzas y sin ellas, con deseo o con ganas de llorar o de rendirse, hacer el intento y los subsiguientes que sean necesarios es la mejor y mayor muestra de perseverancia y además es un indicativo que estas acortando la meta y por lo tanto el objetivo esta mucho mas cerca del día anterior.

Hacer el intento es mostrar el carácter que se ha forjado en el intelecto y en el alma de los hombres que hemos decidido no conformarnos al presente sino mirar hacia el futuro con mas y mayor optimismo y plenamente con vencidos que la lucha por llegar a la meta ha comenzado y terminara dependiendo del corazón que coloquemos en ello. No se rinda que apenas esta comenzando la carrera hacia el éxito, tome todo su arsenal y continúe una y otra vez mas, solo la constancia le permitió a la humanidad contar con grandes almas que luego de miles de intentos y oportunidades consiguieron aquel "imposible" por el que luchaban, ciertamente no fue de la noche a la mañana, pero en su momento de que fue, lo fue.

Sigue adelante y no te rindas, recuerda que si te rindes pierdes, el mayor de los éxitos para ti.

Gracias a Jairo Rolando Mendoza por enviar esta reflexión

El Señor atendió a la súplica de los israelitas y les concedió la victoria sobre los cananeos, a los que destruyeron por completo, junto con sus ciudades.Numeros 21:3

¡No tengas miedo ni te acobardes! Toma contigo a todo el ejército, y ataquen la ciudad de Hai. Yo les daré la victoria sobre su rey y su ejército; se apropiarán de su ciudad y de todo el territorio que la rodea.. Josue 8:1

 

www.RenuevoDePlenitud.com

 

 

 

 

Para enfrentar las sorpresas de la vida con fe.

 

Reposada, refrescada, revivida, restaurada y renovada

 

Venid a mí todos los qe estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.(Mateo 11:28)


Cuando nos agotamos y estamos sobrecargados, a tal punto que sentimos que podemos soportalo más, ¿qué podemos hacer? Jesús dijo: "venid a mí...", pero ¿qué debemos hacercuando venimos a Él? ¡Debemos saber venir a recibir !

Si pedimos y pedimos, y seguimos pidiendo,pero nunca recibimos, entonces nos frustramos.. Jesús quiere que tengamos gozo

Una de las razones principales por las cuales o recbimos es que, lo que ha sido planificado para nosotros es gratis, yseguimos tratando de merecerlo. Jesús ya pagó le precio.

El nuevo pacto es de acuerdo con la gracia. Está basado em la bondade de Dios y la obra que Cristo ya cumplió - no por nestros proprios méritos o nuestras benas obras.

"Tomar algo" significa "asir con la mano una cosa".
"Recibir algo" significa "tomar uno lo que le dan o le envían". Cuando "tomamos" algo, lo logramos con lucha y esfuerzo. Cuando recibimos algo, lo obtemos cuando somos un recptor, tomando lo que otra persona nos oferece.

Recibe lo que Jesús te da. Vem a su presencia para beber de su perdón, de su amor, de su misericordia y gracia.

Todo lo que necesitas ya está disponible, ¡empieza a recibir!
Haz esto:
Entra en el descanso de Dios y recíbelo que ya sido derramado. Estarás reposada, refrescada, revivida, restaurada y renovada.

 

Señales Callejeras.

 

Y no nos metas tentación Marcos 6:13


Nos Metas – ¿Cómo es que debemos entender esta extraña frase? Dios no tienta a nadie. La Biblia es clara sobre esto. Dios es santo. Todo lo que hace es santo. No existe posibilidad que Él incite a alguien al pecado. Así que, ¿Qué puede significar esta frase? Pareciese que esta frase implica que Dios podría provocarnos a tentación y que nosotros oramos que por favor no lo haga.

Para poder corregir nuestro pensamiento, es necesario que recordemos cómo se siente estar perdido.

Supón que conduces en una ciudad extraña. Sabes donde quieres ir, pero se han caído la mitad de las señales viales, y ha habido desvíos que no esperabas y está cayendo la noche. No tienes GPS (lástima) y el mapa que usas es muy viejo. Así que te detienes en una calle y preguntas a un transeúnte, “¿Cómo llego a la Gran Vía? Como él si vive en la ciudad, asumes que conocerá el camino correcto a tu destino.

Él te dice que llegues al McDonald’s de la esquina, gires a la izquierda, continúes tres cuadras hasta el semáforo y gires a la derecha, estarás en la Gran Vía. Todo te parece bien, pero para asegurarte dice, “Ahora, no me guíes a la Avenida Tentación.” Él sonríe.

“Claro que no. Solo sigue mis instrucciones y llegarás donde quieres ir. Me aseguraré de no guiarte a Tentación.”

De eso se trata esta parte del modelo de oración. Es una oración a Dios a que nos guie lejos de la tentación. Oramos para que nos de las instrucciones correctas para que nunca lleguemos allí. “No nos guíes hacia allí,” conlleva la implicación que Dios nos guiará fielmente en la otra dirección.

El verbo griego eisphero siempre se refiere al movimiento de un lugar a otro. Es la combinación de eis (hacia dentro) y pero (traer o cargar). Junto al negativo me, podríamos leer esto como “no nos traigas a la tentación.” En otras palabras, asegúrate que no lleguemos allí.

Esta no es una oración sobre la imagen mitológica de un ángel sobre un hombro y un diablo sobre el otro. No estamos atrapados entre dos fuerzas igualmente atractivas. Se nos dirige a la obediencia, a seguir el camino correcto. La opción de desviarnos del camino no está disponible a nosotros puesto que somos Sus hijos antes que todo. No hay diablillo susurrando a mi oído. Pero si existe mi deseo de ignorar las instrucciones de Dios. Todo hombre que se ha perdido cuando conduce sabe lo que hablo. En vez de pedir direcciones, tendemos a intentar resolverlo solos. Continuamos sin medir.

El orgullo interfiere con la certeza. Esto es exactamente lo que deseamos evitar. Así que oramos, “No nos dejes desviarnos, Señor.” Esto no es prueba o fortalecimiento de los fieles. Esto simplemente es una apelación por instrucciones claras. En otras palabras, desde la perspectiva de Yeshua, esta es una afirmación de mi necesidad de obedecer la Torah – el libro de instrucciones de vida de Dios.

“No me dejes ir en el camino errado, Señor. Guíame en las sendas de justicia, por amor a Tu Nombre.”

Ah, sí, una cosa más. ¿Notaste que habla de nos, no de mi? Oramos por la guía de la comunidad porque tenemos responsabilidad comunitaria.


Dr. Skip Moen.
www.AtGodsTable.com

 

 

Siempre Insista

 

Un estudio conducido por la National Retail Dry Goods Association señala que los primeros intentos sin éxito llevan a casi la mitad de los vendedores a cierto fracaso. Ponga atención:

48 por ciento de los vendedores hacen una llamada y desisten.

25 por ciento de los vendedores hacen dos llamadas y desisten.

15 por ciento de todos los vendedores hacen tres llamadas y desisten.

12 por ciento de todos los vendedores insisten e insisten e insisten e insisten.

Ellos hacen el 80 por ciento de todas las ventas.

Insistencia es un resorte que nos impulsa al gran salto de las nuevas oportunidades. Son muchos los que se han quedado frustrados en el camino, cuando en realidad había delante de ellos la oportunidad más grande de su vida. Insista, insista e insista porque muy pronto la puerta se te abrirá.

Perverancia es una semilla que cuando germina produce uno de los árboles más frondosos de la vida.

Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia. Lucas 8:15

Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos. Efesios 6:18

 

www.RenuevoDePlenitud.com

 

 

 

Cuando el submarino se hunde



Llevaba allí cuarenta y nueve años, casi medio siglo, descansando sobre blandas arenas, recostado sobre un flanco en medio del silencio y de la oscuridad. Dentro de él estaban los cuerpos de cincuenta marinos alemanes: la tripulación completa.

¿Qué era? Un submarino alemán de 80 metros de eslora, identificado como U-1226. Fue hundido en acción de guerra frente a las costas del Canadá, y fue descubierto casi medio siglo después. Lo halló el buceador Edward Michaud el 5 de junio de 1993.

El submarino debió haber sufrido uno de los tantos dramas del mar que en su caso se tradujo en tragedia. Navegando frente a la costa atlántica del Canadá, fue cañoneado en octubre de 1944. Se hundió lenta e irremisiblemente, transformándose en la sepultura de sus cincuenta tripulantes. Pronto lo rodearon el silencio, la oscuridad y la eterna calma del fondo de los mares.

Fue un final trágico para esos cincuenta hombres. No hubo forma de salvarse. Eran prisioneros dentro del casco de acero que terminó siendo su sepultura. Así es la guerra, y así es la vida.

¿Qué hace uno cuando, aunque no se encuentre dentro de un submarino hundido, de todos modos se encuentra dentro de una situación adversa que parece tragárselo vivo? Ve uno, poco a poco, hundirse su vida en el mar de la desesperación, y no hay nada que puede hacer para detener el naufragio. ¿Qué hace uno? ¿A quién acude? ¿Hay alguna solución?

Probablemente la mayoría de nuestras adversidades tienen una causa humana y, por lo tanto, una solución humana. Gran parte del tiempo somos nosotros mismos los que provocamos nuestras tragedias. Volviendo sobre nuestros pasos podemos, muchas veces, hallar dónde y cómo comenzó nuestro mal. Y si en humildad nos despojamos de toda rebeldía y pedimos perdón a quien hemos ofendido, allí queda resuelto nuestro problema.

Sin embargo, otras veces parece no haber solución. Todas las puertas están cerradas y no hay escape. Es en esos momentos y para esas situaciones que tenemos que deponer nuestro orgullo y confesarle a Dios nuestra inhabilidad. La obstinación es nuestro enemigo número uno, ya que no nos deja encontrar a Dios. Y sin embargo, es Él quien puede librarnos del naufragio.

Humillémonos ante nuestro Creador. Dios nos ama. Él sólo espera escuchar nuestra oración. Digámosle: «Señor, te necesito. ¡Ayúdame, por favor!» De hacerlo así, Él nos rescatará.



Hermano Pablo



 

 

 

La mente distraída

 

Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.
(2 Corintios10:5)

¿Tienes a veces dificultades con pensamientos distraídos?  Dominar la mente humana es como domar un animal salvaje.  No te desanimes.  Con diligencia mucha gracia de Dios, puedes ganar el control de tu mente. La clave de la victoria sobre los pensamientos malos, para evitar que vuelvan, es reemplazarlos con pensamientos sanos.  Fija tu mente en cosas buenas (Filipenses 4:8).  Decide empezar a pensar cosas buenas, y a entrenarte, a tener pensamientos puros. El hecho de dar vuelta y vuelta a los problemas en nuestras mentes, sin llegar a una solución, nos lleva a confusión.  El Espíritu Santo me hizo ver que no puedo confundirme, excepto cuando estoy tratando de solucionar algo que debo dejar en las manos sabias de Dios. Los pensamientos negativos causan muchas dificultades.  Proverbios 23.7 dice que, como una persona piensa en su corazón, así es.  Yo creo que nuestros pensamientos trazan límites para nuestras vidas, que tenemos que vivir dentro de esos límites.

Haz esto:
Elige con cuidado tus pensamientos.  Medita solamente en cosas buenas [positivas].  No permitas que tu mente se ocupe con preocupaciones, distracciones, o con pensamientos negativos.

 

¡Sé como la Liebre

 

Un día una joven, dando un paseo por el monte, vio sorprendida que una
pequeña liebre le llevaba comida a un enorme tigre malherido que no podía
valerse por sí mismo. Le impresionó tanto al ver este hecho, que regresó al
siguiente día para ver si el comportamiento de la liebre era casual o habitual.
Con enorme sorpresa pudo comprobar que la escena se repetía: la liebre dejaba
un buen trozo de carne cerca del tigre.

Pasaron los días y la escena se repitió de un modo idéntico, hasta que el
tigre recuperó las fuerzas y pudo buscar la comida por su propia cuenta.
Admirada por la solidaridad y cooperación entre los animales, se dijo: “No
todo está perdido. Si los animales, que son inferiores a nosotros, son capaces
de ayudarse de este modo, mucho más lo haremos las personas”.

Así que la joven decidió rehacer la experiencia… se tiró al suelo,
simulando que estaba herida, y se puso a esperar que pasara alguien y la
ayudara. Pasaron las horas, llegó la noche y nadie se acercó en su ayuda.
Siguió así durante todo el día siguiente… y el siguiente. Ya se iba a
levantar, con la convicción de que la humanidad no tenía el menor remedio,
cuando sintió dentro de sí todo el desespero del hambriento, la soledad del
enfermo y la tristeza del abandono.

Su corazón estaba devastado, ya casi no tenía fuerzas para levantarse.
Entonces allí, en ese instante, oyó… ¡con qué claridad, qué hermoso! Era
una voz, muy dentro de ella, que decía: “Si quieres encontrar a tus
semejantes, si quieres sentir que todo ha valido la pena, si quieres seguir
creyendo en la humanidad… deja de hacer de tigre y simplemente sé la
liebre”.

Enviado por Edilberto Méndez

Si bien todos nosotros atravesamos y atravesaremos momentos difíciles en la
vida en los que necesitaremos el apoyo de otros en el camino, la historia de hoy
nos lleva a reconocer que siempre debemos considerar ser nosotros quienes
ayudemos en vez de quienes recibamos la ayuda. Y es que en realidad no podemos
hacer nada para que otros se interesen en nuestra necesidad, pero en cambio, sí
que podemos hacer mucho interesándonos en las de los demás. Una vez un niño,
al oírme compartir sobre este principio, me preguntó: “Pastor, pero si
siempre me preocupo por ayudar a los demás, ¿quién se preocupará por
ayudarme a mí?” Mi respuesta del momento la recuerdo como si fuese hoy, tal
vez porque me la he repetido a mí mismo miles de veces (cuando me siento un
tanto solo y derrotado): “¡Dios vendrá en tu ayuda!” ¡Lo maravilloso es
que por más de 40 años he visto a Dios hacerlo… una y otra vez! Si tal vez
sientas que esto está más allá de tu experiencia y capacidad, ¿por qué no
hacer un tiempo para adorar en compañía de otros creyentes, al Salvador este
fin de semana? Tal vez descubras que será más lo que Él te dé que lo que
tú puedas darle… y salgas renovado para vivir una vida distinta y más plena.
Adelante y que el Señor haga resplandecer Su rostro sobre cada uno de ustedes.

www.RenuevoDePlenitud.com

 

 

 

 

Nuevos comienzos.


 

Los nuevos comienzos son una maravillosa bendición de Dios. Están llenos de promesas, libres de problemas, y tiene un gran potencial.


Cada día es una oportunidad para cerrar la puerta al pasado y experimentar un nuevo comienzo. Aún el hecho de que Dios dividió los días en segmentos de 24 horas es una evidencia de que nosotros necesitamos comenzar vez tras vez de manera regular. Siempre hay un nuevo día, un nuevo mes y un año nuevo. Pero a fin de que nosotros podamos hacer un buen uso de estos nuevos comienzos, nosotros debemos precisamente decidir eso. Qué mejor tiempo para decidir sino es el primer mes del Año Nuevo.


Quizás has tenido problemas con depresión, ira  o amargura. O quizás tú estás como yo estaba –relaciones y circunstancias pasadas te han agotado, y tú continúas cargado con las cenizas. Estas son heridas profundas de lastimaduras que no nunca han sido curadas. Por años yo estaba creyendo por la vida abundante que Dios me prometía, pero no estaba muy dispuesta a entregar las cenizas de mi pasado en intercambio por esta vida abundante. Mis cenizas consistían en cosas del pasado como odio, amargura y falta de perdón hacia personas que  me habían herido, así como también actitudes negativas, queja y lástima de mí misma. ¿Qué estás amontonado entre tus cenizas?

¿Estás batallando con culpa y condenacion? ¿Te sientes mal por algo que tú hiciste hace muchos años, o por algo que pasó ayer? No importa cuánto tiempo haya pasado, el pasado continúa siendo el pasado. Lo que has hecho está hecho, y solamente Dios se puede hacer cargo de eso ahora. Tu parte  es admitir tu error, arrepentirte, recibir el perdón de Dios y seguir adelante. En Lamentaciones 2:22,23 el profeta Jeremías nos anima con las noticias de que las misericordias de Dios son nuevas cada mañana. Yo estoy tan contenta por el hecho de que Dios manda diariamente un paquete nuevo de misericordia –nosotros podemos decidir tener un nuevo comienzo ¡cada día!


Ya sean heridas del pasado, o luchas con sentimientos de culpa o condenación, o simplemente áreas de tu vida que quieres cambiar, yo creo que la revista de este levantará en ti una expectativa por las buenas cosas que Dios tiene para tu vida en el horizonte. Mientras el 2007 comienza, elige tener expectativa por lo mejor. Isaías 30:18 dice: Por tanto, Jehová esperará para tener piedad de vosotros, y por tanto, será exaltado teniendo de vosotros misericordia; porque Jehová es Dios justo; bienaventurados todos los que confían en él...


¿Por qué no permites que este sea el año en el que decides salir del dolor y los problemas de tu pasado, seguir adelante al brillante futuro que Dios ha planeado para ti? Recibe este Año Nuevo con una decisión soltar tu fe por el regalo de Dios de un nuevo comienzo, y enfócate en Sus buenos planes para tu futuro. ¡Siéntete emocionado acerca del nuevo y fresco comienzo que Dios tiene preparado para ti!


¡Felices nuevos comienzos!


Con amor,
Joyce

 

http://www.ministeriosjoycemeyer.org/